El análisis más completo del Mundial

Analizar en unas letras un campeonato del mundo de futbol no es tarea fácil. Desde aquí intentaremos exponer todo lo que deja tras de sí el Mundial de Sudafrica, o ¿debería decir el mundial de España?.  Que duda cabe que el país triunfador en esta gran cita ha sido el nuestro. Por la sufrida victoria final, por la forma en que se ha conseguido y por ese fantástico gol de Don Andrés Iniesta que pasará a la historia no solo de España, sino del futbol en general y de los mundiales en particular.

Éste ha sido el Mundial más defensivo que recuerdo. Como dato aclarador podemos resaltar que España ha sido campeona del mundo con  tan solo ocho tantos en siete partidos, cifra que habla por sí sola. Tampoco hemos visto excesivos goles excepcionales, de esos que se recuerdan por su belleza, ni paradones para la historia, solo recordaremos los de nuestro Santo, que valieron su peso en oro, especialmente el penalti a Cardozo en cuartos y el de la final en el mano a mano frente a Robben.

El campeonato comenzó con un emocionante partido inaugural entre el anfitrión Sudafrica y Mexico que terminó en empate a uno. A partir de este instante el campeonato se puso en marcha con más sorpresas de las habituales. España, Francia, Inglaterra e Italia comenzaron ofreciendo serias dudas mientras que otras como Argentina o Alemania comenzaron dando fuerte desde el primer momento con buenas actuaciones individuales de jugadores como Messi u Ozil.

La primera fase se cerró con la hecatombe de Italia y de Francia, las dos últimas finalistas dijeron adiós siendo un estrepitoso fracaso su participación en la cita sudafricana. Sin embargo, la Roja consiguió cerrar su pase a octavos en un difícil partido ante Chile. Tampoco fallaron las clásicas como Brasil, que se postulaba como una de las grandes favoritas tras haber desplegado una seguridad enorme en el grupo de la muerte. También mostró su mejor cara la Argentina de Messi y Maradona que obtuvo los nueve puntos antes de afrontar los octavos, al igual que la selección holandesa de un brillante Wesley Sneijder. Más apuros pasaon tanto Alemania como Inglaterra que tuvieron que esperar al pitido final de sus partidos para confirmar su presencia en la segunda ronda del torneo.

Con los octavos arrancó el Mundial de verdad, el todo o nada, lo que es la verdadera competición. Argentina y Brasil no dudaron ante Mexico y Chile a los que pasaron por encima y empezaban a sonar como los principales favoritos al título. Mientras tanto Holanda cumplía ante Eslovaquia con más pena que gloria y Uruguay y Ghana se convertían en las dos alternativas a los grandes. España jugó un partido trabado ante Portugal, con los lusos encerrados y la Roja buscando un resquicio donde destruir la defensa de Queiroz. Y llegó el gol y la victoria en una combinación entre Iniesta, Xavi y Villa, como no podía ser de otra forma. El guaje con cuatro goles era el pichici del campeonato. Los últimos clasificados fueron Alemania, que sacó su apisonadora ante una decepcionante Inglaterra y Paraguay que tuvo que recurrir a los penalties para apear del Mundial a Japón.

Llegabamos a la antepenultima ronda de la copa del mundo con las sorprendentes Ghana y Uruguay enfrentándose en un cuarto de final del que iba a salir la gran sorpresa del Mundial. Fueron los sudamericanos en un final de partido absolutamente surrealista en el que los africanos fallaron un penalti en el último segundo de la prorroga y posteriormente quedaron eliminados en la lotería de los penalties. Alemania se deshizo sin problemas de una de las grandes candidatas, Argentina, por cuatro goles a cero en una portentosa exhibición de futbol y pasaba a ser una de las grandes favoritas a la victoria final.

Holanda protagonizó la gran sorpresa de los cuartos de final tumbando a la poderosa selección brasileña, que apuntaba a gran favorito al título. El partido estuvo marcado por el error entre Melo y Julio Cesar que propició el empate holandés. Posteriormente Sneijder ponía el 2-1 en el marcador y Brasil caía.

Pero el partido “grande” para nosotros era el de la Roja. Personalmente, junto con la final fue el día mas difícil. Paraguay nos planteó un partido perfecto, nos defendieron bien y nos tuvieron a punto de caramelo. Pero ahí apareció la figura del siempre presente Don Iker casillas Fernández para parar un penalty a Cardozo y rondando el minuto ochenta una gran jugada de Andres Iniesta era felizmente concluida con el hombre – gol español David Villa. Eramos semifinalistas, algo gorde se avecinaba.

En la primera de las semifinales vivimos un intenso y vibrante partido entre Holanda y Uruguay, resuelto en favor de los orange gracias a los goles de sus principales estrellas Robben y Sneijder que hicieron y deshicieron a su antojo. Lo intentó Uruguay hasta el final pero no pudieron culminar la machada. Al final 3-2 para la nueva naranja mecánica. La semifinal de España fue un canto al futbol, al futbol de toque, de precisión, a nuestro futbol al fin y al cabo. Ganamos uno a cero con un testarazo inapelable de Puyol en una jugada made in Barça pero la impronta que dejó España ante una de las grandes favoritas tendrá su eco en la historia. Por primera vez España jugaría una final de una copa del mundo de futbol. Ahí es nada.

La gran final nos coronó como campeones del mundo, como la mejor selección de los últimos años, con un futbol que es la envidia del mundo entero, donde el bloque está por encima de las individualides. Una seleción donde la humildad, la humanidad o el respeto son los valores que lleva por bandera. El derechazo de Iniesta en los últimos instantes de la prorroga ya esta en los anales de la historia del futbol español, lo mismo que el pie que saca Iker a Robben. Lo habiamos hecho, habiamos ganado el Mundial. Nuestro capitan levantaba la copa a lo alto del mundo. Estamos en la cima del Everest, no queda nada por arriba, somos los mejores. Y además somos campeones.

Finalizaba el Muncial del progreso, el de todo un continente manifestandose, intentando mostrar al mundo que si se quiere, se puede. Mandela tuvo un sueño un dia y lo ha hecho realidad. Además lo ha podido ver in situ, me enorgullece eso. Nadie como el se merece este enorme premio para Africa. Nos vamos de Sudafrica con una grata impresión, con una ceremonia de clausura mágica y con el sonido de las vuvuzelas zumbandonos en la cabeza. Pero nos vamos con una sonrisa, y como campeones del mundo. It’s time for Africa…

Anuncios

Nuestros héroes uno a uno

Se acabó el Mundial, nuestro Mundial, el de la Roja. Y ahora es momento de intentar hacer una valoración minimamente objetiva, aunque va a ser dificil. Vamos a ello:

1) Iker Casillas: Excepcional, sublime…y todo lo que querais. Jamás dudaré del Santo de Mostoles. Estuvo cuando más falta hizo, como siempre, el día de los cuartos ante Paraguay detuvo un penalty que tenía pinta de definitivo, pero se guardó su mejor foto para la final ante Robben en un mano a mano que saco con el pie. A tus pies Iker, gracias capitán. Eterno capitán. 10

2) Raúl Albiol: El único futbolsta de campo que no ha podido disputar ni un solo segundo en este Mundial, pero este triunfo es tan suyo como de los demás. El futuro de nuestra selección pasa por sus pies. S.C

3) Gerard Piqué: El mejor central del mundo, si había alguna duda ha quedado resuelta en este Campeonato del Mundo donde ha demostrado todo lo que tiene. Juego aereo, velocidad, colocación. Un campeonato perfecto, del primer minuto al último. Es el referente de la selección en la zaga. Y lo que nos queda de disfrutarlo. 10

4) Carlos Marchena: 55 victorias consecutivas con la Roja, un dato que habla por sí solo. Un ejemplo de profesionalidad para todos, un central que siempre cumple, que siempre ha estado ahí. Ha tenido pocos minutos pero como siempre no se le puede achacar nada. Todo un profesional. 7

5) Carlos Puyol: El alma de la Roja, un carácter ganador como nadie. Su Mundial no empezó bien pero deja para el recuerdo ese instante, ese cabezazo para la historia. Su gol más importante que nos metía en la gran final del Mundial. Cumplió como siempre aunque la edad no perdona. Gracias por todo Puyi. 8’5

6) Andres Iniesta: No hace falta describir su Mundial, inolvidable. Un momento para la gloria, un momento que nos hará felices siempre que lo recordemos, ese derechazo, ese instante que nos hacía campeones del mundo. Gracias Andres, mil gracias. Le daría un mil pero no se puede. 10

7) David Villa: Como dijo Reina “el guaje” es el gol de España. 5 goles suyos de los 8 de la selección. Nos mantuvo en el Mundial hasta semis con sus goles y después con un trabajo excepcional. Pasará a la historia como el máximo goleador de la Roja y uno de los mejores delanteros de siempre en nuestro país. Un jugador inolvidable. 10

8) Xavi Hernández: El director de la orquesta. El jugador referencia en el centro del campo. Todo lo que pasa en el campo tiene que ver con él, el estilo de toque – toque está bastado en él. Esta selección es la selección de Xavi Hernandez. Fue balón de oro y para mi lo ha merecido también aquí. Un jugadorazo, y que dure. 10

9) Fernando Torres: Ha sido la decepción de la selección en el mundial, lastrado por las lesiones y una pésima condición fisica no ha sido el Torres habitual. Se le han concedido todas las oportunidades del mundo y no ha sabido entrar en la dinámica del grupo nunca. Una verdadera lástima para todos pero Fernando volverá, seguro. 3

10) Cesc Fabregas: No ha tenido todas las oportunidades que esperaba, no ha terminado de entrar nunca en el once y hasta la final no encontró su sitio en el equipo. Aun así su participación en la prorroga ante Holanda fue decisiva para la victoria final dando ese último pase definitivo a Andres Iniesta. 6

11) Joan Capdevila: El jugador titular que menos reconocimiento suele recibir, sin embargo, ha vuelto a ser un futbolista fantástico, que no se ha perdido ni un minuto de campeonato, que ha cumplido con el que más, ni un solo error en todo el torneo. Fantástico Joan. 8’5

12) Victor Valdés: Llegó con polémica a la selección por su teorico enfrentamiento con Reina, y al final pues no ha sido más que un bulo. No hemos tenido noticias suyas fuera del campo, ha sido uno más y debe formar parte de esta gran fiesta. Como era de esperar no ha podido disponer de ningún minuto. S.C

13) Juan Mata: Con la enorme explosión de Pedro Mata no ha dispuesto de las oportunidades que en un principio podríamos haber esperado. Apenas jugó unos minutos el primer día ante Suiza y tampoco lo pudimos ver mucho. Seguro que en el futuro va a gozar de muchas más opciones de jugar grandes campeonatos.  S.C

14) Xabi Alonso: Fundamental en el centro del campo español, ha sido una parte fundamental del tridente que formaba junto a Xavi y Busquets en el centro del campo. Consolidado como uno des los mejores medio centros del mundo, tanto su trabajo en la recuperación como en la distribución de juego ha sido fundamental. 8

15) Sergio Ramos: Un pulmón. Su temporada en el Madrid había sido un tanto irregular y llegaba al mundial con alguna que otra duda, pero Sergio las ha despejado todas desde el primer día. Colosal fue su partido ante Portugal, en defensa y en ataque, subiendo y bajando sin parar. Una verdadera delicia contar con un lateral como él en este equipo. Un Mundial inmejorable. 9

16) Sergio Busquets: De jugar en tercera hace dos años a ser un fijo indiscutible en la Roja. Su incursión en el once siempre levantó bastante polémica, agravada por la primera derrota ante Suiza, pero el Mundial le ha dado la razón a Del Bosque por confiar en él. Ha sido un jugador vita, fundamental, recuperando todos los balones del mundo y sin apenas errores en la entrega, jugadorazo. 10

17) Alvaro Arbeloa: Tampoco ha tenido muchas oportunidades Arbeloa, ya que tanto Capdevila como Sergio Ramos han rayado a un nivel excelente. Solo pudo disputar un rato del partido frente a Honduras para dar un poco de descanso a Ramos. 7

18) Pedro Rodríguez: San Pedro sigue creciendo a pasos agigantados. Estuvo más fuera que dentro del mundial antes de la convocatoria y acabó como titular y siendo el jugador clave entre líneas en el partido de semifinales ante Alemania. Fue un tormento para toda la defensa germana. Un gran mundial para él. 8

19) Fernando Llorente: Su día fue el de Portugal, vino para ese tipo de partidos y cumplió con lo que se le pedía. Entró y cambió el rumbo de un encuentro que estaba muy complicado. Con ayuda suya llegó el gol de David villa que nos daba el pase a los cuartos de final. Desde ese día no ha vuelto a tener más minutos pero lo dicho, cuando e le necesitó cumplió. 8

20) Javi Martínez: Tampoco lo hemos podido ver nada más que en un encuentro por el esguince de Xabi Alonso. Estuvo donde tenía que estar, sin hacer ningún alarde y cumpliendo con el rol con el que vino. Otro de los que necesitaremos seguro en futuras convocatorias. Bienvenido Javi. 7

21) David Silva: Fue el principal perjudicado por la derrota ante suiza. Salió del equipo el segundo partido ante Honduras y no volvió al once en todo el campeonato. Aun así su presencia siempre es garantía de éxito en el arte del tiqui – taca. Un placer verle jugar siempre. 6

22) Jesús Navas: Llegó al campeonato en un gran estado de forma y lo fue corroborando desde el primer día. Aun así no ha llegado a obtener una titularidad continua y siempre ha sido uno de los primeros recambios para intentar buscar soluciones. Fue el primer día ante Suiza y en la final con Holanda. De él nació el gol más importante en la historia de nuestro futbol. Y contamos con él para los próximos eventos. 7’5

23) Pepe Reina: He aquí el speaker de la selección como el mismo se definió ayer. Que sería de esta selección sin el espectáculo que genera Reina en las celebraciones. Ayer volvió a ser el alma de la fiesta en las celebraciones del título mundial. Un crack Pepe. en el mundial Iker le quita el protagonismo. S.C

La ilusión y el sueño de un país

Todavía parece que estoy soñando, acaba de terminar la celebración de este hito histórico, ha sido divertido, intenso, sublime, mágico…España entera volcada con 23 chicos, gente como nosotros, cuya única función es saltar a un campo de futbol y con un balón hacer felices a 46 millones de personas. No es tarea fácil, pero lo han conseguido. El país ha estado unido por un fin en común, por un sueño hecho realidad, y hoy toda España se ha volcado, Madrid era un hervidero, un millón o dos han acompañado a su selección a lo largo de una tarde inolvidable, una tarde para la historia.

La fiesta ha sido enorme, nuevamente con Pepe Reina como el gran protagonista de la fiesta, haciendo una presentación jugador por jugador sensacional, iluminando con una sonrisa la cara de cualquier español. A su lado Iniesta, Iker o Villa han ofrecido un breve discurso, emotivo e intenso. Hemos visto desfilar por el escenario a estrellas de la música, al cuerpo técnico pero siempre dejando el máximo protagonismo a nuestros héroes, los chicos que nos han brindado la copa del Mundo. Gracias por estos momentos, muchas gracias.

La fiesta ha terminado, el colofón final ha sido apteosico como la victoria en la tarde de ayer. La vida sigue, el futbol también pero esta tarde y este Mundial siempre permanecerá en el corazón de todos y cada uno de los españoles. Todas las sonrisas que hemos obtenido estos días ya forman parte de nuestra vida, y todo esto ha sido gracias a algo tan simple y tan bonito como el futbol. Un futbol que nos ha hecho el gran regalo del año. Por primera vez la palabra crisis ha sido sustituida por ilusión, optimismo y fe. Futbol amigos, FUTBOL.

Somos Campeones del mundo

Yo me abrazaba a mi padre, mi madre gritaba gol como nunca antes había hecho y la escena se repetía en millones de hogares, en las calles, en los bares… España era una fiesta, Don Andrés Iniesta había puesto el país patas arriba con un derechazo inapelable, lanzado desde la historia con la palabra leyenda incrustada sobre el blanco. El país enloqueció, vibró, saltó, se emociono y lloró. Todo en apenas un instante. Un instante que ya forma parte de nuestra vida, que nunca olvidaremos, que se recordará siempre, pase lo que pase, ese pase de Cesc, el control del manchego y su posterior disparo siempre estará presente en nuestra cabeza, siempre, gracias Andres.

España es campeona del Mundo de futbol, el sumum del deporte mundial, el paraíso inalcanzable, el último sueño español. Iker levantó la copa a los cielos de Johannesburgo rodeado de un grupo humano increíble, y con la presencia en su alma de 46 millones de personas que sentían una emoción inexplicable por dentro. La marea roja se expandió por las calles, abrazos, llantos, sonrisas, todos juntos somos campeones, todos juntos hemos podido, el país se rindió a sus héroes, todos eramos Casillas alzando el título apoyados en esa barandilla. Ahora si, ahora podemos gritarlo !SOMOS CAMPEONES DEL MUNDO!

El partido fue como todo el mundial, con España queriendo jugar al futbol y el equipo contrario, esta vez Holanda, queriendo destruir nuestro juego. El colegiado permitió una violencia inusitada, en especial a Van Bommel y De Jong, que merecieron la roja antes del descanso. Un buen comienzo de la selección con dos grandes oportunidades de Ramos y Villa asustaron a Holanda que se desató en patadas a partir de ese instante, el partido se embarró y llegó el descanso sin más pena ni gloria. Conforme fue avanzando el segundo acto España dominaba pero Holanda asustaba a la contra, y fue Robben tras pase magistral de Sneijder el que se planto delante de Casillas, pero ahí apareció nuestro capitan, nuestro portero, el Santo se volvió a vestir de héroe y saco un pie mágico, a la altura del mejor,y desvió el baló a corner. Fue como un gol. Había que seguir teniendo fe.

Murió el partido con el abuso holandés de la violencia y el permisismo mostrado por Webb, y comenzó la prorroga. El tiempo extra vio como España apretaba y quería el partido mientras que Holanda esperaba la lotería de los penalties como agua de mayo, primero fue Cesc en un mano a mano que desbarató Stekelenburg y posteriormente Iniesta que se enredó excesivamente en el área. Pero lo mejor estaba por llegar, el mometo del éxtasis, la foto para la historia. En nuestra mente quedará ese momento en el que Iniesta ajusticiaba a Holanda con un disparo cuando agonizaba el partido, liberaba su camiseta como un día hizo en Stamford Bridge. El Soccer City enloquecía, los jugadores se abrazaban y España vibraba. Por primera vez en la historia eramos Campeones del Mundo. Toca sonreir, celebrar y disfrutar. Es nuestro hora amigos.

El mundo pendiente de nosotros

Hemos estado tantas veces pendientes de Brasil, Alemania, Italia, Argentina…mirandoles con envidia como soñaban con ganar una Copa del Mundo, pensando que a nosotros nunca nos toca, teniendo la sensación de que ese día nunca llegaría…Pues el día ha llegado, el mundo entero hoy estará pendiente de España. A las 20:30 horas el balón empezará a rodar en el Soccer City y el mundo se paralizará para intentar disfrutar del enorme espectáculo que es una final de un Campeonato del mundo de futbol. Y ahí estarán nuestros héroes, los que nos dieron la Eurocopa hace dos años y que esta noche podrían cerrar un maravilloso círculo otorgando a nuestro país el último peldaño para alcanzar la cima del deporte mundial.

España está absolutamente paralizada, las calles se engalanan para celebrar una victoria que sería apoteosica. La selección ha entrado en la historia ya, se gane o se pierda lo que han logrado los Casillas, Xavi y compañia formará parte de la historia de este país para siempre.  Nuestro país se ha desatado totalmente en honor a la Roja, toda España está unida con el único objetivo de salir esta noche a las calles a celebrar el hito que sería vencer esta noche a la selección holandesa y que nuestro capitán eleve a los cielos la copa más ansiada por cualquier futbolista del planeta.

Ahora ya tenemos el reconocimiento mundial que esta selección merecía, aunque se perdiera esta noche ya hemos pasado a la historia, y no solo por estar en la final sino por el cómo lo hemos conseguido, por practicar el futbol que hemos visto, por tratar de tener siempre la pelota, por intentar ganar siempre siendo mejores que el rival, sin cambiar nuestra propuesta en función del equipo de efrente. El mundo entero, holanda aparte, está con nosotros, con la selección que mejor lleva jugando al futbol los últimos tiempos. Y, ahora por fin, nuestra gran oportunidad ha llegado, no la dejemos escapar. Es tiempo de celebrar.

Las claves de la final

Muy poco nos queda por saber de nuestra selección española en este Mundial. La hemos visto ya seis veces y todos conocemos de pe a pa la que es nuestra propuesta futbolistica habitual. En la final no cambiará en nada el planteamiento inicial, apostaremos por el balón como seña de identidad, se moverá con la mayor rapidez posible, buscando que el balón pase las mayores veces posible por los pies de Xavi e Iniesta, los más lúcidos a la hora de buscar las cosquillas de la defensa holandesa. En todo este engranaje tendrá vital importancia Xabi alonso, jugador que debe descargar a Xavi eHernandez en muchas ocasiones buscando su desplazamiento en largo buscando a Villa cuando caiga a banda o incluso a Pedro, si este es de la partida.

Volverá a ser vital la función de Pedro, jugador que lee perfectamente el juego entre líneas del equipo, será el principal encargado de intentar desajustar la defensa holandesa, inferior a la alemana, más lenta y menos experimentada. Si Pedro consigue su objetivo tendrá que ser Villa el que busque la yugular con sus desmarques al espacio ofreciendo ese hueco para que Iniesta y Xavi lo encuentren. Es por ahí por donde debe fluir el ataque español sin renunciar a posibles disparos lejanos de Alonso, un buen especialmente en estas lides. Tampoco debemos pasar por alto la posible presión holandesa en zona de medios, ahí tendra su oportunidad Piqué, que deberá salir desde atrás con el balón controlado en diversas ocasiones para provocar que la defensa holandesa tenga que salir. Veremos..

En defensa Del Bosque obligará a una fuerte presión arriba con Villa y Pedro haciendo quilometros, obligando a los holandesas a recurrir al balón largo y posterior recuperación española. Habrá que evitar en la medida de lo posible los contragolpes, y es en este punto donde cobran vital importancia Robben y Sneijder, uno distribuyendo y el otro encarando. Aquí el homnbre es Sergio Busquets, será clave en transición defensiva, tiene que ser el Busquets de los últimos días, recuperar y frenar estas salidas. A partir de aqui confiar en la zaga española y en Iker, que va aumentando su figura con el paso de los partidos. Suerte y al toro.

Crece la ilusión

La magia del futbol sobrepasa cualquier límite conocido. Es un placer andar por la calle, cruzarte con alguien, sonreir y pensar, que grandes somos. Pasear encantado ante balcones adornados con la bandera de tu país, cruzarte con coches acicalados con la Roja, entablar conversaciones con niños, adultos o abuelos sobre el gol de Puyol, el error de Pedro o los milagros de Casillas. Esa unanimidad en la gente, esa ilusión que crece a medida que nos acercamos al domingo solo la produce el futbol. Por unos instantes todos miraremos la pantalla de la tele con un mismo deseo, por una vez en la vida la mayoría de españoles cerramos los ojos e imaginamos a Iker con la copa de los sueños alzada sobre sus brazos, y es un momento mágico, inolvidable, y está a 48 horas…

En cualquier caso debemos estar tranquilos, el pulpo Paul ya ha dictado sentencia y España será campeona del mundo. Ya sería mala suerte que se equivocara ahora, Dios no lo quiera. España es favorita, es más, diría que muy favorita. Y lo es por méritos propios y por muchas cosas, por plantilla, por jugadores experimentados, por haber disputado muchos partidos cruciales…pero ojito con Holanda. Son buenos, muy buenos, y tienen dos futbolistas que viven el mejor momento de sus carreras, Sneijder y Robben. Del partido de estos dos depende el éxito o el fracaso de la orange. Si sabemos desarticular todo el futbol que generan ellos debemos ganar. Y ganaremos, no lo dudéis.

Hoy hemos sabido los once nombres que optan al balón de oro del mundial. Algunos de ellos también sonarán en diciembre para el balón de oro tradicional. Xavi, Iniesta y Villa son los representantes españoles que pelearán por este galardón, además de futbolistas como Robben, Messi, Sneijder, Ozil…Me falta Busquets en la lista y tal vez Ramos, pero todos no pueden estar. Lo que parece claro es que si España gana el balón e oro también será nuestro. Tirándome a la piscina diré que si ganamos para Xavi y si triunfa Holanda para Sneijder. Por lo tanto, Xavier Hernandez disfruta de tu balón de oro, y nos vemos en diciembre amigo.

Nos toca

No estamos soñando, para nada. Estamos en la final de la copa del mundo de futbol. El último lugar que nos falta por escalar en el mundo del deporte lo estamos acariciando con la yema de los dedos, tan solo falta un peldaño, uno nada más, duro, pero uno solo. Y lo vamos a subir, estaremos en la cima el próximo domingo saludando a todo el mundo del futbol, con la bandera izada en la cumbre, en la cima del mundo. Este equipo, esta generación de futbolistas se lo merecen como nadie, y lo van a conseguir. El próximo domingo la cita no es con el futbol, es con la historia, con nuestra historia.

Lo de anoche fue un homenaje a este deporte, una exhibición en toda regla. Vimos por primera vez en este Mundial a nuestra selección, a la España que todos conocemos, la del tiqui taca, la del juego rápido, preciso, intenso, y a la vez vimos a la España de la Furia encarnada en un Puyol estelar, colosal, que se elevó a los cielos para mandar un balón a la red, un balón con destino leyenda que atravesó a Neuer para otorgar el billete más esperado por el futbol español. Por fin, tras una historia nefasta en los mundiales, España está en la gran final, en la final de las finales. Gracias.

Sorprendió Del Bosque sacando a Pedro de salida, y acertó. Se marcó un partidazo estelar, maravilloso, jugado con inteligencia, moviendose por todos los sitios, dejandose caer en banda cuando era necesario, asociandose con Xavi e Iniesta en ocasiones y buscando el balón al espacio para propiciar los desmarques del “guaje”. Lo ensució al final cuando no le cedió la sentencia a Torres, pero está perdonado. El canario solo estuvo eclipsado por la labor de la pareja Alonso – Busquets, excelsos durante la mayor parte del campeonato y consagrados ayer. Cada vez que Alemania intentó salir allí estaban ellos para apagar los fuegos, Busquets fue mas recuperador y Alonso más distribuidor pero el partido de ambos fue de clinic.

Ahora solo queda soñar y volver a soñar. Hay tres días para celebrar, porque lo que se ha conseguido no es cualquier cosa pero hay que ser cautos, queda el mejor partido, el más difícil, el que nunca se olvida. El futbol vive de estos partidos, de estos momentos. Una final de una Copa del Mundo trasciende hasta límites insospechados y el domingo ahí estaremos todos juntos, unidos por una causa, los jugadores en el campo y nosotros en nuestras casas. Cuelguen banderas en el balcón, luzcan llaveros de la selección, lleven el We are the Champions en el coche…celebren y prepárense para lo bueno. Hemos acariciado la gloria, ahora solo falta tocarla.

Holanda – Uruguay. La orange en la final

Se convirtió anoche Holanda en el primer finalista del Mundial de 2010, con sufrimiento al final, como no podía ser de otra forma. Sneijder y Robben con un gol cada uno siguen presentando credenciales para el balón de oro. El equipo de Van Maarwick ha hecho un gran campeonato, discreto en cuanto a futbol pero ciertamente efectivo. Como hemos dicho, el equipo está basado alrededor de Robben y Sneijder, dos futbolistas que llevan viviendo en estado de gracia durante todo el año y que además han llegado con un puntito muy bueno y un equipo que se ha amoldado perfectamente a este tipo de juego.

El partido de ayer siguió el guión escrito por los holandeses, parsimonia en el juego, toque para alli, toque para allá, nada de velocidad en la circulación y escasa presencia ofensiva. Pero asi, Gio enganchó el disparo del torneo y puso el uno a cero para la orange. Fue a partir de aqui cuando mejor etuvo Uruguay que terminó empatando con un extraordinario zapatazo de Diego Forlan, como no. El partido se iba al descanso con 1-1 y con los uruguayos crecidos moralmente. Y fue en la segunda donde apareció la pareja letal holandesa, primero marcó Sneijder y posteriormente Robben, 3-1. Con el partido agonizando un gol de Pereira dió emoción a los últimos dos, tres minutos…pero sin fortuna. Holanda era finalista.

Y allí que nos está esperando, bueno, para ser justo podemos decir que está esperando a España o a Alemania, eso todavía no lo sabemos, aunque deseamos ser nosotros. Apenas quedan unas horas para saber si el domingo estaremos ante el gran momento del deporte español. Suerte y al toro

Nuestro momento ha llegado

Podríamos decir que ha tocado esperar toda la historia para llegar a este momento. Unas semifinales de un Mundial de futbol, favoritos por méritos propios y con algunas de las selecciones más históricas fuera. Estamos en óptimas condiciones de levantar el trofeo de campeón el domingo, debe ser una cita para la historia, el gran momento del deporte español, la cima del Everest. Atrás pueden quedar los éxitos de Nadal, los títulos de Alonso, la magia de Gasol o los Tours de Indurain. Todo quedaría en un maravilloso segundo plato, delicioso pero por debajo de lo que sería un título como el Mundial de futbol, el logro de los logros.

No va a ser fácil, primero Alemania, la selección que mejor futbol ha practicado en este campeonato. Un equipo que ha tumbado a Inglaterra y Argentina en octavos y cuartos endosando cuatro goles a cada una de ellas. Con unos jugadores muy jovenes que viene pegando fuerte como Ozil o Muller y otros más veteranos como Lahm, Klose o Schwensteigger. Será un todo o nada, un partido en el que un detalle te da la gloria o te condena al fracaso, donde un pase bueno puede valer la gloria, donde un mal despeje te puede mandar a casa…la emoción del Mundial es algo inigualable y estamos ahí. Es nuestro momento.

España debe ganar siendo España, con su futbol, con lo nuestro, con el balón por bandera, con más posesión que el rival, dominando el centro del campo e intentando pegar duro cada vez que lleguemos a la zona de tres cuartos. Además contamos con la inspiración de David Villa, en permanente estado de gracia de cara al gol, y por si fuera poco con la resurrección de un Iker Casillas que va camino de convertirse en el mejor futbolista de la historia de este país. Un seguro de vida. Alrededor de estas dos figuras un equipo, un equipo de verdad, donde el colectivo prima sobre las individualidades. Señores, una recomendación, vayan poniendo a enfriar el champagne…

« Older entries