Vettel supera a Alonso

Vettel ya es doble campeón del mundo de Formula uno. El piloto más joven de la historia en lograrlo, superando a Fernando Alonso. El alemán no ha tenido que arriesgar absolutamente nada para acabar tercero y proclamarse campeón con una superioridad insultante durante todo el año. Ha dominado de principio a fin, nunca se ha puesto nervioso y ha cerrado el Mundial con la naturalidad de un gran campeón. En muchos círculos ya circula el comentario de “ha nacido una leyenda del automovilismo”. Yo les pido paciencia, lo mismo se decía del asturiano tras revalidar su título y ahora mismo no deja de ser un piloto más en la historia, grande, sí, pero uno más.

Vettel ha competido con el mejor coche, con un monoplaza que ha estado sublime durante todo el campeonato. Ni un problema mecánico, ni un mal neumático, nada. Además, las estrategias en carrera del equipo Red Bull siempre han sido las correctas, unas veces por inteligencia, otras por la fortuna, pero siempre que ha habido un lance de carrera Vettel ha salido favorecido. La suerte del campeón dicen. Pero demos al cesar lo que es del cesar, y es que Webber ha llevado el mismo coche que él durante todo el año y la diferencia de puntos está ahí, bien clara. Mientras Vettel se ha exhibido carrera tras carrera el australiano apenas tiene opciones de ser subcampeón mundial.

Ahora, pese a que la temporada no está concluida, hay que empezar a pensar en el futuro. Un futuro prometedor para el alemán, amo y señor del equipo Red Bull, dónde cada palabra suya se convierte en una orden. El gran reto para la escudería es volver a servir un coche a Vettel como el de este año, un coche perfectamente competitivo para que el piloto ponga toda su magia al volante. La respuesta sobre si es el mejor conductor de la parrilla la sabremos el día que todos compitan por igual, es decir, no la sabremos nunca. Lo que si que tenemos todos claro es que la “era Vettel” está en marcha. Así que ahora hay que hacerse una única pregunta, ¿Quién le pondrá el cascabel al gato?

Anuncios

La estrategia pudo con el talento.

Nos quedamos sin mundial de Formula-1. La montaña rusa que ha sido este campeonato nos ha dado en la espalda justo en la última carrera cuando todo estaba más a favor que nunca. Vettel aprovechó el catastrófico error de Ferrari para apuntarse un Mundial, que por otra parte, ha sido totalmente justo para él. Red Bull ha sido el mejor coche durante todo el año y tan solo el aplomo, la consistencia y buen saber hacer de Alonso han podido poner en entredicho la victoria de Red Bull hasta el último suspiro. Tal vez Webber también ha merecido mejor suerte pero su condición de segundo piloto para su propia escudería terminó con  sus opciones de victoria.

Nos contaba ayer Lobato en la retransmisión de La Sexta que Ferrari había picado el anzuelo de Red Bull copiando la estrategia del piloto australiano. No estoy de acuerdo. Webber se fue recto en una curva, rozó con el muro y sus ruedas quedaron maltrechas, así pues decidieron entrar a cambiar los neumáticos y les salió la jugada redonda. Webber salió de boxes y empezó a volar con ruedas nuevas recortando casi un segundo por vuelta a Alonso. Ferrari mandó parar a Massa a ver si podía salir delante del australiano. Rezamos para un único favor del brasileño en todo el años, pero tampodo llegó ayer. Así pues, los mecánicos de Ferrari mandaron parar al español sin contar con que poco después de salir se iba a encontrar con Petrov y Rosberg, que aprovecharon la aparición del Safety car en la primera vuelta para cambiar ruedas. El resto de la historia ya la conocemos todos. Alonso no tenía coche para adelantar a ambos pilotos. Cuarenta agónicas vueltas esperando un “algo” que cambiara la película. Al final, llanto en Fernando y explosión de alegría en Vettel.

Poco tardó Ferrari en admitir su error, algo que les honra, pero narices tiene que en un deporte donde la estrategia está tan controlada como la formula 1, donde las simulaciones son perfectas, ayer se cometiera un error de semejante calibre. Alonso no pudo hacer más, y eso lo sabían en Ferrari. En cualquier caso, se agradece el gesto. Sobró la Alonsada típica, recriminando a Petrov no sabemos el qué, pero ayer, en cierto modo estaba justificada su actitud. La impotencia debió ser enorme. Una pena. El año que viene más, y mejor.

Que viva Corea

Eso mismo debe pensar Alonso ahora mismo. Y pensar que estuvimos a nada de no ver la carrera de ayer, ayssss…yo pido que el año que viene se vuelva a correr bajo las mismas circunstancias, con lluvia, medio de noche…menuda carrera. Ayer presenciamos una de esas carreras que sí hacen afición, que te mantienen en tensión las dos horas de duración. Y, si además el triunfador resulta ser Alonso, pues mejor que mejor oye. Pues eso, que viva Corea.

Alonso es líder del mundial de fórmula uno 2010 y faltan dos carreras para el final. Si alguien desconectó del mundo en agosto cuando Fernando estaba a 47 puntos de Hamilton y hoy le cuentas esto se te echa a reir. Pero asi es el deporte, y asi es la fórmula uno. Alonso lleva 90 de los últimos 100 puntos y esto le ha permitido ser el líder del campeonato a estas alturas. Ahora llega Brasil, carrera en la que se proclamó campeón las dos veces que lo ha sido, y buscará mantener su idilio con el país y celebrar su tercer título de campeón mundial que tan lejos parecía por allá por el verano.

Y, es verdad, que ayer se aprovechó de la suerte. Si en lugar de dos Red Bull hay diez hubiera dado igual, no termina ninguno. Primero fue Webber, que perdió el control del coche y Rosberg lo envistió por detrás quedándose fuera de carrera ambos. Con el asturiano segundo y guardando la ropa Vettel rompió el motor y puso en bandeja de plata la victoria y el liderato en el mundial de un Alonso al que no le tembló el pulso. Se puso líder y empezó a marcar vueltas rápidas hasta la bandera de cuadros. La remontada está hecha, ahora solo queda rematar la faena. Dos orejas y el rabo si lo logra.

No valen los errores

El Mundial de Formla uno va tocando a su fin. Acabamos de presenciar otra emocionante carrera donde Alonso a puesto en jaque a los dos Red Bull, aguantandoles el tirón y entrando tras ellos a tan solo dos segundos cuando todo el mundo hablaba de que sería un paseo. Es cierto que el asturiano se ha dejado unos buenos puntos con Webber, pero no es menos cierto que tanto Hamilton como Button parecen haberse despedio definitivamente de la lucha por el campeonato por lo que la lucha queda en tres pilotos, los dos Red Bull Webber y Vettel que vamos a ver como lidian el ser compañeros de equipo y el tercero en discordia es nuestro bicampeón Fernando Alonso.

La carrera ha sido mas o menos como se esperaba, con los Red Bull mandando de principio a fin y con Fernando intentando presionar todo lo posible. Nadie esperaba que Alonso estuviera al final de la carrera tan cerca de ellos pero así ha sido. En un circuito donde el Ferrari tenía problemas Alonso ha estado ahí y ahora en los tres circuitos que quedan tiene que salir él a atacar esos 14 puntos de renta que tiene el australiano Webber. Va a ser un final de campeonato muy duro pero a la vez muy bonito.

Lo que queda claro es que no se puede cometer ningún error, ni Alonso, ni Webber ni Vettel. Entre los tres está el Mundial y el primero que falle se va a quedar sin opciones casi con total seguridad. La próxima prueba es el inédito circuito de Corea, donde parece que al final si se va a correr, y será ahí donde Alonso tiene que dar un prumer golpe fuerte al Mundial y acercarse progresivamente al piloto australiano. Ferrari gozará de unas importantes mejoras para este circuito y esperemos que sean las necesarias para poder restar esa diferencia de catorce puntos…suerte Fernando

 

Alonso vuelve a nuestras vidas

Lo teniamos algo olvidado ultimamente pero ha vuelto. Y lo ha hecho con más fuerza que nunca, vestido de rojo y celebrando victorias como solo él sabe. Y hasta su equipo se lo escribió en la pizarra en su último paso por meta “GRANDE”. Así estuvo Alonso todo el fin de semana, grande, enorme, gigantesco…Ayer tuvo que lidiar una carrera dura e intensa con Vettel pegado a su espalda exigiéndolo vuelta a vuelta hasta la bandera a cuadros. Pero es en estos momentos cuando el asturiano más arriba se viene y mejor pilota. Al final les dió a todos en el zurrón como acostumbraba antaño y pone el mundial en jaque.

Si somos sinceros pocos pensabamos después de Spa que en poco menos de un mes Fernando estaría tal y como está ahora, habiendo dejado atrás en el campeonato a Hamilton y acechando el liderato del silencioso de Webber, del que nadie habla pero el que siempre está ahí. Y lo está por méritos propios, vale que el coche ayuda, pero está siendo regular todo el año y muy competitivo y es el rival a batir por Alonso ahora. Lo que está claro es que en las cuatro (sino se suspende Corea) carreras que quedan vamos a disfrutar y a sufrir por partes iguales.

El piloto asturiano lo tiene claro. Cuatro podiums y a contar luego. El sabe que ganarlo todo va a ser imposible y que el único de los candidatos que se puede permitir un fallo es Webber. Con esas premisas hay que afrontar lo que queda de campeonato, con la ilusión del primer año y la esperanza de siempre. Todos confiamos en Alonso, ese chico vestido de rojo, ese color que tan buenos recuerdos nos trae a la mente, esa ilusión, esa esperanza, esa victoria….ese sueño.

Alonso revive el mundial

Cuando hace quince días un mal trompo dejaba a Alonso fuera de carrera parecía el final del sueño de ser campeón del mundo con Ferrari en su primer año. Dos semanas después ese sueño ha vuelto a revivirse con un fantástico fin de semana en Monza, en la misma casa de Ferrari. Alonso salía desde la pole por primera vez en lo que iba de temporada y, a pesar de una mala salida, donde fue rebasado por Jenson Button acabó la carrera en lo más alto del podio acompañado del propio Button y de su compañero de equipo Felipe Massa. Vuelve a reinar Alonso, y vuelve a haber mucho campeonato por delante.

Lo cierto es que el Mundial esta vivo gracias a un nuevo error de Hamilton, que intentó rebasar a Massa en la primera curva y acabó con la dirección rota y en la gravilla. Sin el británico en pista Webber intentaba remontar posiciones desde atrás pero no pudo acabar más allá del sexto puesto por lo que los dos primeros clasificados del campeonato pasaban una mala tarde mientras que el asturiano vivía en una nube viendo toda la explosión de júbilo de los tiffossi ferraristas rendidos a sus pies.

Y es que quedan cinco carreras por delante y Fernando se encuentra a tan solo 21 puntos del actual lider mundialista, el austrliano Webber. Entre medio se encuentra Hamilton, que parece ser el rival más peligroso para Fernando mientras que tanto Vettel como Button siguen de cerca al asturiano. Va a ser un final muy muy apretado con Alonso peleandolo y donde cada detalle, cada mínimo error se puede pagar muy muy caro. Tiempo para disfrutar.

Volvieron los Pajaritos, volvió la felicidad

Por fin ha vuelto a ganar Fernando Alonso, ya le hacía falta a él y también a nosotros. Lo celebró como acostumbra el ovetense, lleno de felicidad y haciendo uno de sus clásicos gestos, el de los pajaritos. Ferrari dominó la carrera como ya se esperaba superando desde el principio al Red Bull de Vettel que se llevó la pole ayer de forma sorprendente. Hoy los dos Ferrari dieron una enorme muestra de la superioridad que tenían este fin de semana y con el doblete vuelve a poner el Mundial a tiro.

A pesar de la victoria de Fernando la carrera ha estado marcada por la maniobra de Massa al dejar pasar a Fernando a unas 15 vueltas del final cuando el brasileño lideraba la carrera y Fernando era segundo. Massa redució su velocidad y Alonso lo adelantó y se marcho imparable hacia la meta. Vuelta a vuelta batiendo los tiempos realizó un final de carrera brillante para demostrar a McLaren y al mundo que está de vuelta y amenaza con dar mucha guerra de aquí al final del campeonato.

El Mundial se vuelve a quedar abierto. Siendo realistas está mal para Alonso, realmente mal. Pero peor estaba hace una semana y parece ser que Ferrari ha dado definitivamente el pasito hacia delante que le faltaba y a partir de ahora debería estar peleando por todo. Si de aquí al final Alonso consigue meterse en la pelea seguro que todavía nos lo vamos a pasar realmente bien pegados al televisor en esta última parte del campeonato. Yo lo espero y lo deseo, y tu también. Vamos Fernando!

El Gran premio por dentro y por fuera.

A veces la formula uno nos regala carreras trepidantes, adelantamientos imposibles, frenadas de escándalo, todo esto te hace sentarte cada domingo que hay carrera como un niño delante de la televisión a ver el espectaculo. Sin embargo, otras muchas veces te da la sensación de que es un deporte excesivamente injusto, vease el caso de este fin de semana. Vaya por delante que no me considero alonsista ni anti-alonsista, simplemente me siento delante de la tele a ver un deporte, y para darle emoción a esto tienes que posicionarte a favor de alguien y yo lo hago a favor de Alonso. Porque es español y porque me parece el mejor piloto de la parrilla.

A mi lo de este fin de semana con Alonso me parece de chiste. Un deporte en el que los tramposos salen ganando no tiene credibilidad. Me explico. La maniobra de Hamilton adelantando ilegalmente al safety car se debe penalizar durante o después de la carrera pero lo que no puede ser es que Fernando cumpla las normas, se quede detrás del safety y termine octavo y Hamilton en una maniobra ilegal acabe segundo, algo no está bien, algo ha fallado porque el deportista limpio sale perjudicado y el sucio claramente beneficiado.

Tema aparte fue la salida del safety car. Sale entre el primer clasificado y el segundo sembrando la duda en todos los pilotos de la parrilla y provocando un caos del que unos salieron beneficiados y otros claramente perjudicados por una decisión tomada de forma lamentable. Vale que el accidente de Webber fue duro y habia riesgo de que pasara algo y se tenia que actuar con rapidez, pero una vez solucionado el problema de éste porque no recomponer la carrera y permitir todo esto. No tiene ningún sentido. Alonso hizo bien en quejarse, aunque caiga en saco roto. Los tramposos no pueden salir beneficiados nunca, una pena para este deporte que ocurran este tipo de cosas.

Tengo que agradcer a una buena colaboradora una serie de fotos tomadas en directo, desde una terraza que daba a una de las curvas claves del circuito. Se de buena fuente que si quieres ver bien una carrera, estar informado al detalle de todo lo que pasa debes tener cerca una tele. Pero por su experiencia personal se que el ambiente, la terracita, el sonido de los formula uno…es una verdadera gozada, se disfruta mucho y es una de esas experiencias que merece la pena vivir si te gusta este mundo de los coches o de la formula uno. Bueno, y sino te gusta en el directo no te desagradará. Por lo tanto la formula es bien sencilla, terracita que de a una curva para ver el directo y una tele a tu disposición, luego que se acabe el mundo….Aqui os dejo algunas fotos tomadas en vivo.

El Ferrari de Alonso en accion

La terracita de la carrera

Manda Hamilton

Segundo doblete consecutivo de McLaren y Hamilton y Button ya lideran el Mundial. La superioridad de Red Bull va desapareciendo poco a poco y tanto McLaren como Ferrari empiezan a asomar en la cabeza de las carreras. Ahora mismo parece que los coches ingleses van un puntito más que el Ferrari, pero escuestión de tiempo. Todo hace indicar que para Valencia Alonso llevará un coche totalmente nuevo mucho más competitivo que el actual. Así que llega el momento donde Alonso tiene que empezar a atacar a de verdad el Mundial.

La carrera de ayer fue de las divertidas, y sin agua, que ya es noticia. Hubo adelantamientos, cambio constante de posiciones y Alonso y Hamilton nos dejaron una salida do boxes para el recuerdo, emparejados todo la calle del pit y saliendo Alonso finalmente delante por llevar el sitio bueno. Durante la carrera, pese al buen arranque de los Red Bull, los McLaren se fueron imponiendo poco a poco con Alonso como testigo que no pudo acabar más allá del tercer puesto. Al finalizar la carrera estaba entristecido,  y eso que dio por bueno el tercer puesto y su vuelta al podium. Lo dicho, a partir de ahora tiene que llegar el tiempo del asturiano.

Una cosa si que está clara, y es que estamos ante el mundial más igualado de los últimos tiempos, con 5 pilotos en veinte puntos. Visto lo visto hasta el día de hoy, todos coincidimos en que el máximo favorito es el actual líder Lewis Hamilton que se presumía como el gran rival de Fernando al inicio del año. Los Red Bull dan la sensación de haber desaprovechado una gran oportunidad en este inicio de temporada y a partir de ahora lo van a tener más complicado con mucha más competividad. Nos lo vamos a pasar bien.

¿Qué haces Vettel?

Menudo cabreo llevaba Webber al terminar la carrera de ayer con su compañero Sebastian Vettel. Y no es para menos. Los dos comandaban la carrera, tenian el doble a la vista, distanciarse de todos en el mundial, pegar otro golpe sobre la mesa y amenazar al resto de la parrilla. Pero en un momento de genialidad, o de locura más bien, Vettel intenta una maniobra suicida para poner primero. Toca a Webber y los dos se van fuera. El aleman no puede continuar en carrera el australiano acaba tercero, atonito mirando como el doblete suyo es ahora para McLaren.

La cara del de de Red Bull en el podium era un poema. En lugar de una celebración parecia un funeral. Tenia motivos para ello. Rozó su tercera victoria consecutiva en el mundial y poner tierra de por medio con sus rivales. Aun asi lidera la clasificación pero ha dado vida a Hamilton, Button y Alonso entre otros. Seguramente el aussie lleva unas horas acordandose de toda la familia de Vettel. Yo también lo estaria haciendo.

Y ¿Alonso? Pues Alonso hizo una pésima clasificacion y una regular carrera. Es bueno, muy bueno, pero a veces los muy buenos tampoco andan finos. Le sobraron las declaraciones, como casi siempre. Puso al Ferrari a la altura del Renault. El año pasado el Renault a la altura del Toro Rosso. No Fernando, así no. Llegarán carreras mejores, tiempos mejores y ganarás tu, no ganará el coche. Pues apliquemos el cuento.

« Older entries