Especial Tour: Rumbo hacia la leyenda

Desde aquella victoria en el Tour 2007 con el affaire Rasmussen Alberto Contador está citado con el destino, lucha contra los rivales y contra la historia. Ahora mismo la pregunta que nos ronda a todos por la cabeza es cuántos Tours será capaz de ganar Contador. El de Pinto ha vuelto a demostrar este año que es un campeón enorme, un ciclista además de completo con una cabeza muy fría. tiene todo para triunfar en este deporte  y lo aprovecha día a día. Ayer volvió a demostrar lo bien que se mueve en situaciones bajo presión, Andy Schleck estaba recortandole tiempo en la CRI y Alberto nunca se puso nervioso, agachó la cabeza, tiró de sus piernas y sacó adelante el problema. Su cara en el podio era un poema, estaba vacío, muerto, pero era el campeón del Tour 2010.

Contador ha sufrido más que nunca este año para poder vencer en esta última edición. Ha hecho una carrera muy fría, muy tactica, sabiendo que tenía un rival que esta vez si estaba a su altura. Sabía que no podía dejarlo en la alta montaña, que eran muy parejos pero ha aprovechado sus opciones para acabar ganando. Muchos recordarán el incidente de la cadena de Andy, otros la ascensión al Tourmalet, o la caída de Frank Schleck; pero todos se acordarán de que el Tour 2010 lo ganó un ciclista español, Alberto Contador. Nadie sabe su techo, pero de lo que estamos seguros es de que está muy alto.

Hoy se pone fin a un gran Tour, uno de los mejores que recuerdo de los últimos años. Una carrera que ha se ha decidio por cuarenta segundos, donde no hemos visto un dominio claro de uno de los corredores y el resto intentando conservar lo que tenían. La carrera nos ha brindado una rivalidad que veremos, sino pasa nada, durante muchos años, pues tanto Contador como Andy Schleck tienen pinta de dominar la carrera durante los próximos años. Y eso nos alegra. Será una especie de Federer – Nadal en el mundo del ciclismo. Ahora solo nos queda por ver quién triunfará más veces. De momento 2-0. Contador pone rumbo hacia la leyenda, está escribiendo la historia del ciclismo. Y lo estamos viendo.

Anuncios

Especial Tour: El último día

Llega el Tour a su día clave. Contador saldrá de líder a realizar sus 52 quilometros contra el reloj con tan solo ocho segundos sobre Andy Schleck. En teoría le debe valer esta renta pues es bastante superior en esta disciplina pero una avería, un pinchazo, una caída…lo puede cambiar todo. Además, es evidente que estamos ante la mejor versión de Andy de su carrera y eso le otorga más peligro si cabe. En cualquier caso después de ver la excepcional ascensión de Alberto el jueves al Tourmalet la confianza en él es máxima. Con toda seguridad esta tarde a eso de las cinco y media de la tarde Contador será el virtual ganador de la carrera.

También tenemos en juego la tercera plaza del podium, centrada entre Samuel Sanchez y Dennis Menchov. El vasco cuenta con unos 25 segundos de renta sobre el corredor ruso. Sin embargo el corredor de Rabobank es un gran especialista contra el reloj y está en un gran momento de forma por lo que todas las apuestas van en direccíon rusa para ocupar el último lugar del podio. Además de estas peleas por la clasificación general también la etapa tendrá su trascendencia y ahí el gran favorito vuelve a ser Fabian Cancellara, junto con Contador, Menchov, Rogers, el británico David Millar o el germano Tony Martin.

Y ayer vimos la penultima etapa en línea del Tour, una jornada de transición disputada al sprint y vencida con una superioridad aplastante por el británico Mark Cavendish, que se permitió el lujo en pleno sprint incluso de girarse para ver como venían sus rivales. Cada día que pasa el ingles parece mucho más rapido que el resto y el domingo también será el principal favorito para volver a ganar en los Campos Eliseos como ya hiciera el pasado año. Lo que parece que no podrá conseguir este año será el maillot verde de la regularidad que se lo disputarán el último día entre Thor Hushovd y Alessandro Petacchi.

Especial Tour: Dos bestia

Ver subir a Contador y Andy Schleck ayer a mil por hora por las rampas del Tourmalet me parece uno de los momentos deportivos del año. Tal cual. A muchos os parecerá raro pero yo he estado plantado en esas rampas, mirandolas desde arriba y pensando: “Estos ciclistas están chalados”. Pues eso, están locos, es completamente imposible abordar ese puerto con ese ritmo, con esos ataques…Andy puso el Tour patas arriba, rompió la carrera a diez quilometros de la meta con un ataque duro, largo y muy sostenido durante toda la ascensión. A su rueda solo aguanto un sublime Alberto Contador que resistió todos los arreones del luxemburgues para que ambos coronaran juntos.

Andy Schleck asegura su segunda plaza en el Tour salvo catastrofe y si no hay milagro no pasará de ahí pues la superioridad del de Pinto en la contrarreloj es manifiesta hasta la fecha.  Contador resistió heroicamente al corredor de Saxobank en las rampas del coloso Tourmalet e incluso intento soltarlo a cuatro de meta con un ataque brutal pero no pudo. A partir de ahí dejo a Andy seguir llevando la iniciativa y posteriormente lo dejo ganar en la meta. Con el posterior abrazo ambos sellaron una batalla épica, colosal en las rampas de un puerto mítico y una llegada que ya forma parte de la historia.

Por detrás Samuél consiguió arrancar otros ocho segundos al ruso Dennis Menchov y afrontará la crono del sabado con tan solo 25 segundos sobre el corredor de Rabobank. Viendo el actual momento de forma del ruso parece una empresa harto complicada aguantar esa tercera posición en la general, algo que sería insólito para el conjunto Euskaltel. Mención especial merece también Joaquim “purito” Rodriguez  que acabó tercero en la etapa y que en su primera participación en la carrera francesa se está doctorando. Hasta el punto de ser el único ciclista español en llevarse una etapa en la presente edición.

Especial Tour: El día

Pues hoy debe ser el gran día de esta edición del Tour de Francia. La carrera se viste de gala para recibir en su aniversario número cien al imponente Tourmalet como plato final. Contador dispone de ocho segundos sobre un Andy Schleck que ha prometido mucha guerra, ha hecho un gran Tour y hoy querrá poner a Alberto en un aprieto y desprenderse de su presencia en las duras rampas del coloso pirenaico por excelencia. El mal tiempo puede ser uno de sus aliados. Las cartas ya están sobre la mesa, ahora solo queda jugarlas.

Hoy se pondrá fin a cuatro días pirenaicos de gran emoción, donde vimos a Contador y Schleck jugar en las rampas de Ax trois domaines, donde vimos el gran momento de la carrera cuando se le saltó la cadena a Andy Schleck y terminó cediendo en liderato en el descenso del port de Bales y vimos como se desaprovechaba una tremenda etapa con cuatro de las subidas más históricas de esta carrera. Pero hoy nos queda la guinda del pastel, la ascensión final al Tourmalet con meta en la misma cima por segunda vez en la historia.

Especial Tour: Líder Contador

Para ganar una carrera como el Tour de Francia hay que ser un corredor muy fuerte, habitualmente el más fuerte. Pero con eso solo no basta, hay muchas veces que la suerte te juega buenas o malas pasadas. Ayer la cruz le tocó a Andy Schleck, que lanzó un duro ataque a dos quilometros de la cima de Bales, con tan mala suerte que su cadena saltó. Contador salió a su ataque y aprovecho el error del hermano pequeño para lanzar su contraataque, coroar con Menchov y Samuel Sánchez, jugarsela en el descenso y llegar con la renta suficiente a Luchon para vestirse de amarillo por primera vez en lo que va de Tour.

La jugada de Alberto levantó cierta polémica entre el pelotón. Personalmente Alberto actúa perfectamente en carrera, lo que le ocurre a Andy es un lance más de la propia carrera y el de Pinto no debe parar, y menos tal y como iba la etapa. Ahora bien, nadie se cree las declaraciones que hizo el español al finalizar diciendo que no sabía que habia pasado algo con Schleck.  Ahí si se equivoca Contador, al igual que después pidiendo perdón. El Tour vive de estas cosas,  de caidas, de pinchazos…un dia te toca a ti y otro dia a tu rival. Y hay momentos en que una carrera no se puede parar. Pero mentir no viene al caso, ni pedir perdón después tampoco.

La etapa se la llevó Thomas Voeckler, que supo filtrarse en la fuga buena del día y después demostró ser el más fuerte en las duras rampas del port de Balés. Arrancó a unos siete quilometros de coronar y ya nadie pudo seguirle. Lo intentaron Ballan y Aitor Perez Arrieta pero ninguno pudo con el francés, que coronó con más de un minuto de ventaja y después supo administrar esa renta en el peligroso descenso del último puerto de la jornada. Hoy más, y el jueves el gran día, el día clave de la carrera. Contador acaricia su tercera victoria…

Especial Tour: La carrera desde dentro !Qué maravilla!

Cuando partes de casa hacia Pirineos, en un fin de semana, con la idea de meterte 1500 kms en tres días por ver una etapa del Tour de Francia puede parecer alocado, pero cuando llegas muerto a tu casa, tras pasar un dia entero en Pirineos esperando a los corredores y después de hacer un largo y pesado viaje de vuelta y logras sonreir quiere decir que todo ha merecido la pena. Si, y tanto que ha merecido la pena. Creo que desde mañana empiezo a contar los días que faltan para que repita algo así. será el próximo verano, sin duda.

El mismo sábado nos dirigimos a ver la zona, a ver como estaba todo preparado y que decisión tomar para el domingo. La niebla cubría Ax Les Thermes y toda la subida a Ax trois domaines, pero nos dirigimos hacia arriba. Las caravanas poblaban ambos lados de la carretera, barbacoas, gente tomando el sol, partidas de cartas, noruegos, daneses, españoles (muchos españoles), alemanes…ambientazo a un día todavía de que amanecieran por ahí los corredores. La densa niebla nos privaba de una fantástica vista. La policía nos informó de que al día siguiente no se podría acceder con el coche, o a pie o con funicular, que era una idea que nos iba agradando.

Una vez observada toda esta zona el objetivo era ver Palhieres, que puerto, que subida, que montaña. Atravesamos la niebla para volver al sol a los 2000 metros. Y qué vista desde ahí arriba, mágica, toda la subida, todas las curvas plagas de ciclistas, de caravanas, de gente, de fiesta, de buen rollo. Faltaban más de 24 horas para ver llegar a los corredores y el ambiente que se respiraba era una gozada, unos te saludaban, otros intentaban gritar Viva España al reconocer la matrícula, otros te ofrecen cerveza. Es una fiesta, distinta a las habituales pero una fiesta. Quedé maravillado del día de antes, del buen rollo que transmitía la gente y de la estupenda fiesta que se debe formar por las noches, con la musica, con las luces de las caravanas, pero de todo eso no puedo hablar.

El domingo era el día grande, el día más esperado. Tengo que reconocer que me costó conciliar el sueño, no quería dormirme, había que madrugar mucho y los nervios estaban dentro de mí. Contador en solitario!!! Vamos vamos Alberto!!! Se queda Andy Schleck!!! – Ringgggg, ringgggg- Las sieteeeeeee. Ducha, vestimenta comoda y desayuno rápido en el hotel. Estaba todo listo, en marcha. Llegamos a Ax Les Thermes alrededor de las nueve, los ciclistas se nos echaban encima del coche, ambiente Tour, caravanas, gente por las calles…aparcar no fue todo lo difícil que se presumía, estabamos listos, a la aventura.

La primera sorpresa fue que apenas había cola para subir al funicular, asi que en breves estabamos viendo desde el cielo toda la subida a la cima, solo un trozo de carretera se escapaba a la vista y apenas leí una frase pintada sobre el asfalto, pero !qué frase! “Goooool Iniesta! -Vaya tela, esto debe estar plagado de españoles- Conforme vamos llegando a la zona de meta empezamos a ver los sets de televisión, autobuses, furgonestas…!Mira, la meta y el podium! -Que guapo está esto- Bajamos con prisas del funicular, había ganas de verlo todo, y de verlo rápido, pero eran apenas las once. Fue una mañana deliciosa, rodeados de la mejor competición ciclista del mundo, tiendas, bares, tertulias, todo era ciclismo. En mis oídos sonaban Contador y Schleck por todos lados. Nos paramos ante la meta y el podium, la gente ya reservaba sitio para verlo, los ciclistas llegaban a miles con cara de satisfacción por haber llegado arriba, exhaustos, parando a hacerse fotos, mujeres, niños, todo el mundo sufría subiendo pero todo el mundo estaba disfrutando de algo mágico, algo único, una experiencia que se debe vivir en primera persona, merece la pena. Yo estaba en una nube.

Tomamos la decisión de empezar a descender para buscar una rampa dura para ver la carrera y además así estar más cerca luego del pueblo. La bajada fue un espectáculo, con el sol en lo alto del cielo sin querer perderse ni un segundo, fiesta por todos lados, disfraces, risas, música, gente en bici, gente andando, caravanas poblando la carretera llenas de personas comiendo, jugando, en general, disfrutando. A lo lejos una curva imponente, una rampa de antaño, a tres de meta, un sitio inmejorable para romper la carrera y con una sombra para poder comer. Era el sitio, no había más. Faltaban unas tres horas para la carrera y recién comidos empezó el espectáculo de una carrera única.

Alrededor de las tres y poco de la tarde empezó la caravana del Tour. Para mí que no he visto nada más que la Vuelta (y por mi pueblo) esperaba lo típico, un par de gorras, un par de caramelos y a esperar a Contador. La caravana empezó a llegar, Carrefour repartiendo camisetas del maillot de la montaña, pero uno tras otro, sin reparos (yo cogí tres). Después fueron llegando el resto de patrocinadores en breve espacio de tiempo, Vittel repartiendo agua y refrescando el ambiente con mangueras, Caisse d’Epargne lanzando mailltos, Haribo golosinas y asi sucesivamente. No tenía fin, el tiempo pasaba, la hora de la verdad se acercaba y el espectáculo montado era una delicia. Mientras tanto, las radios francesas informaban, los españoles apenas entendíamos nada. De repente !!NOTICIÓN. Salta Contador del grupo!!! estan a tres de aquí. Ambos lados de la carretera estaban ya repletos de gente, las caras de la gente eran de emoción. ¿Sastre por delante? ¿Con Cunego? ¿Contador con Menchov? ¿Y Andy? La información era confusa, nadie sabía nada cierto. Y, de repente…!!viene el primero!! nos asomamos, no lo distingo, va de blanco!!!! Sastre!! vamos Carlos!!! No!!! es un Ag2r, ¿pero esto qué es? ¿Quién es, quién es?, nadie responde, a lo lejos oimos un nombre, Riblon!! -Riblon?, y este?- Los franceses enloquecen, mi grupo de españoles miran para abajo…nada, nada, y entonces maillots naranjas, Gesink, Menchov, Purito y Samuél, animos para estos últimos pero…y Alberto?? A lo lejos veo al maillot amarillo y a su lado mirandole Contador. La gente enloquece, gritos, personas corriendo a su lado!!! las cámaras con ellos, son los protagonistas, son unos segundos imborrables ya en mi cabeza…Contador y Andy Schleck, los dos mejores del momento a escasos centimetros, sufriendo, peleando por un Tour. Una imagen para el recuerdo, para la historia. Los sigo con la vsta hasta que la curva ya me lo impide. Sigue el rosario de corredores, Sastre, Cunego, Vinokourov, Basso, más tarde Leipheimer, Luisle….Nos vamos??? Espera, y Lance??

Tardó mucho, nos pilló en plena bajada caminando la llegada del americano, copando la otra cara de la carrera, la más dura y dificil del ciclismo. Mucho más tarde, una media hora después vemos al último grupo, ese pelotón encabezado por el maillot verde Petacchi, con Cavs, con Cancellara…eran los últimos sufridores del día, los últimos héroes. A partir de ahí la gente desfiló la bajada hacia abajo, quilometro a quilometro, viendo cómo bajaba toda la caravana ciclista, disfrutando de los últimos instantes de un día especial. Y, como hemos dicho antes, llegue a casa y sonreí. Si, había merecido la pena.

Especial Tour: En riguroso directo

Os escribo desde la Massana (Andorra). Acabo de desayunar y salgo ahora rapidisimo hacia Ax les Thermes para poder ver el final de la carrera en directo. No tengo tiempo que perder, asi que me voy ya, ya os contare con todo lujo de detalles como ha estado todo el viaje y os colgare las mejores fotos que pueda sacar.

Especial Tour: De nuevo Cavs

Volvió a ver sprint y volvió a ganar Mark Cavendish. Llegaron tarde sus victorias, necesitó de tres sprints para poder lograr su primera victoria pero ya vuelve a ser el de siempre, el que gana con rotundidad, con más de una bicicleta de diferencia. Ayer se valió nuevamente de su compañero Renshaw que le preparó de maravilla la llegada como cada día y el remato la faena a su manera, arrancanco con potencia y dejando sin opciones al resto de rivales. Solo Petacchi es capaz de inquietarle minimamente, pero de lejos. Y lo malo para nosotros es que segimos sin noticias de Freire en las llegadas.

Hoy es el turno de subir al aerodromo de Mende, una jornada interesante con un puerto final corto pero muy exigente donde tal vez podamos ver algún ataque de la gente importante. El que copará todas las miradas será el líder de la carrera Andy Schleck y su intento de seguir arañando tiempo a Contador porque la última contrarreloj será demasiado tiempo para el luxemburgues con la poca ventaja que lleva ahora mismo sobre el de Pinto. También puede ser un buen día para algún segundo espada como Purito Rodriguez o Robert Gesink.

Estad atentos a la crónica del Tour del próximo lunes porque será la carrera vsta desde dentro, en plena subida a Ax tres domaines, con fotos in situ y narrada con todo tipo de detalles.

Especial Tour: Duelo a muerte en OK Corral

En un duelo a muerte tiene pinta de convertirse este año el Tour. La fortaleza mostrada por Andy Schleck en los Alpes unida a la ya sabida condición de Alberto Contador ha pues la carrera patas arriba a la mínima que se la carretera se ha inclinado. Una buena prueba de ello la tuvimos ayer cuando Astaná decidió endurecer el ascenso a la Madeleine y en breves los dos se quedaron solitos, sin saber muy bien que hacer en algún instante. El pequeño de los Schleck lo probó desde lejos pero Alberto respondió bien, asi que ambos decidieron colaborar y tirar hacia delante matando al líder Evans, apajarado y al resto de favoritos como Menchov, Basso o Samuel Sanchez que fue el tercero en discordia de los de la general.

La carrera estuvo muy movida siempre delante con cuatro protagonistas, Cunego, Luis León Sánchez, Taaramae y Chartreau, que se entendían perfectamente y que coronaron en cabeza con unos dos minutos sobre los dos grandes capos de la carrera. Abajo en meta triunfó Casar, el más rápido del grupo por delante de Luisle y Cunego que eran los dos favoritos pero que no pudieron con un gran Sandy Casar. Por detrás Samu no pudo cazar a Andy y Contador pero se coloca tercero de la clasificación general, algo que ni siquiera el esperaba. Tambíen Luisle se cuela en el top ten esperando ya la llegada de los Pirineos. Nos vamos a divertir seguro.

Especial Tour: La última batalla de Armstrong

Probablemente, y con temor a equivocarnos, ayer Lance Armstrong vivió su última batalla como ciclista profesional. Ya llevaba bastante cruzada la carrera, desde el día del pavé con el pinchazo y con alguna caída que otra que no había podido librar. Ayer le toco vivir la cara más amarga del ciclismo, una cara que nunca había vivido, y mucho menos en esta carrera. Los focos de atención estaban en él viendo como le caían los minutos, uno tras otro, imparables hasta los once que se dejo en la línea de llegada con un excelente Andy Schleck que fue el gran triunfador del día. Armstrong dice adiós a la general de su último Tour.

Como ya hemos dicho anteriormente el gran triunfador fue Andy Schleck sobre un Contador que por primera vez en los últimos tres años generó alguna duda, no es preocupante pero merece la pena ser mencionado. Se quedó del luxemburgues y de Samuel Sánchez a 800 metros de la cima y cedió diez segundos. Para colmo de males Samu no pudo batir al hermano menor de los Schlecks y quedó relegado a la segunda plaza. La carrera se queda más abierta que nunca con Cadel Evans como líder y un grupo perseguidor con muchas ganas de batalla.

Hoy hemos vivido la primera jornada de descanso de la carrera pero mañana nos espera otra gran etapa alpina con el plato fuerte de la Madeleine aunque un tanto lejos de la meta. La jornada tiene pinta de ser más para una fuga que para los hombres fuertes de la general, aunque nunca se sabe. Mucha atención a las dos bazas de Liquigas y Rabobank, que pueden jugar de forma distinta que el resto y eso puede ser una ligera ventaja. Veremos mañana.

« Older entries