El equipo de nuestras vidas

No olvideis sus nombres: Pau Gasol, Navarro, Marc, Calderón, Rudy, Felipe Reyes….todos ellos forman parte de uno de los equipos de nuestra vida. Todos ellos forman parte de la historia del deporte español. Constituyen uno de esos equipos irrepetibles, mágicos, una generación que nos está haciendo disfrutar del baloncesto como nadie lo habia hecho nunca, una generación que no deja de ganar medallas y que es incansable. Ayer, en otra final para recordar, estos chicos pasaron por encima de la Francia de Tony Parker sin agobios, ganando del minuto uno al cuarenta, jugando el mejor baloncesto de Europa y ganando con la autoridad de un campeón sin paleativos. Enhorabuena chicos. Enhorabuena España.

La grandeza de estos chicos va mucho más allá de las victorias, su grandeza se ve en cómo Juan Carlos Navarro, mvp del campeonato, dejó que fuera el afectado Felipe Reyes el que levantara el trofeo. Un gesto enorme, de gran jugador y de mejor persona. Felipe Reyes, con lagrimas en los ojos lo levantó al cielo, brindandoselo a su padre, que nos dejó días antes del inicio del Europeo. Todos juntos forman un grupo de amigos, una familia que disfruta estrenando, jugando y compitiendo y el talento hace el resto. Ayer, en un partido donde Francia, magistralmente dirigida por Tony Parker puso las cosas difíciles España nunca se desmoronó y de la mano de sus dos principales referentes ofensivos, Pau Gasol y Navarro, mantuvo siempre una renta que nos hizo disfrutar del partido sin excesivos sobresaltos. Un triunfo colosal.

Pero esto no acaba aquí. Esta selección es doble campeona de Europa y campeona del mundo pero falta el Everest por conquistar. Faltan los juegos, y ese es el reto que se ha marcado el equipo. Aquella fabulosa final de Pekin 2008 todavía está en la mente de estos chavales, aquel día los americanos tuvieron que explotar todo su potencial para derrotarnos y el próximo año la ÑBA se va a concienciar para poder escalar ese último reto y dar carpetazo a una década de triunfos, de alegrías y de diversión para todos. Es el último sueño de un equipo que no vive para soñar, sino que vive dentro de un sueño. Y nosotros que lo disfrutamos. BALONCESTO.

Anuncios

Messina y la copa Davis

Mientras Fernando Verdasco parece que va despachando placidamente a Malisse en el primer partido de esta Davis me veo obligado a hablaros de la magia de esta competición. Como decimos, para los nuestros todo parece haber empezado bien. Si Fer no se lía y es capaz de rematar el encuentro que ahora mismo domina con un set arriba y break arriba tendremos media eliminatoria en el bolsillo, y más, teniendo en cuenta que tras Verdasco será Rafa el que salte a la pista para verselas con un semidesconocido como Bemelmans. El comienzo hacia la reconquista de la Ensaldera ha comenzado y con un equipo con Nadal, con Ferrer y con Verdasco entre otros la confianza es total.

Pero como ya he dicho esta competición es especial, es diferente. Ahora mismo el francés Jeremy Chardyu, que apenas ha ganado un par de partidos en todo el año, va ganando dos a cero a Melzer en tierras austríacas, Florian Mayer y Marin Cilic, dos expertos sacadores, están disputando el quinto set de un partido con muchisimas alternativas. Y Nicolas Massu, del que nada habíamos oido en todo el año, está poniendo en serios aprietos a Andy Roddick sobre la tierra batida chilena. Otros como Soderling o Troicki no están dando opciones para la sorpresa y llevan sus partidos encaminados hacia la victoria.

Pero sin duda alguna la noticia ahora mismo está en Madrid. Y no, no es Mourinho, ni la lesión de CR7. Hoy es el turno de Messina, que ha dimitido de forma irrevocable después de la aplastante pero insustancial derrota del Real Madrid anoche ante el Montepaschi de Siena. El técnico afirma que lo de ayer no es más que la gota que ha colmado el vaso, que la historia viene de lejos y que no hay más que hacer. Otro golpe para una institución como el Real Madrid que no sale de una y ya se ha metido en otra.

El Regal Barça se lleva la fiesta del basket

Vengo sospechando de un tiempo a esta parte que la copa del rey de baloncesto es la competición más bonita y mejor tratada del deporte español. Es maravilloso ver a ocho aficiones en un mismo pabellón durante cuatro días animando sin parar a los suyos y dónde la deportividad y el compromiso van unidos de la mano. Es una sensación mágica. Todos quieren ganar pero ninguno teme perder. Es una fiesta. Es el mejor escaparate para un deporte que vive a la sombra del fútbol. Este año la copa ha vuelto a demostrar todo esto que venimos contando. Ha sido la fiesta del baloncesto español y el vencedor final ha sido el mismo del año pasado, ha sido el mejor, el Regal Barça.

El escenario es lo único que cambió de esta final con respecto a la del año anterior. También algunos de sus jugadores, claro está. Pero la sensación al final es la misma. El Barcelona está un peldaño por encima del Madrid y un par de ellos del resto. Ganó los cuartos por veinte de diferencia, las semis por diecinueve y la gran final por ocho dando la sensación de no tener que apretar el acelerador. Florentino Perez volvía a poner cara de poker y a abusar de mirar su reloj desde el palco. Desde la llegada de Messina los blancos llevan una victoria y diez derrotas contra el gigante azulgrana. Y aquí el problema reside unicamente en el talento de una plantilla y de la otra. El hacer las cosas bien en la cancha es casi tan importante como el hacerlas bien fuera de ellas. Yo le doy mi MVP particular al señor Joan Creus.

El partido fue fiel a lo que debe ser una final. Messina planteó una partida de naipes al Barça. Secó a Navarro de la mano de Prigioni y dejo libertad a Ricky para tirar. Explotó a Tomic en ataque y ralentizó el ritmo del encuentro más preocupado de incomodar a los de Xavi Pascual que de destacar sus propias virtudes. Y al Madrid le fue bien hasta el descanso. Tras la reanudación un triple afortunado de Navarro y otros dos de Lorbek colocaron un colchon que se le antojo el Everest al Madrid. Sada y Anderson, los mejores del partido, se encargaron de terminar de ejecutar a los blancos con un brillante último cuarto.

La realidad es dura para el madridismo. Messina vende optimismo por haberse acercado, aceptando la segunda posición. Y en Barcelona venden el éxito como algo rutinario. La versión más gris del Barcelona, con Navarro en valoración negativa, con Ricky fuera de orbita y con Mickeal lesionado ha servido igualmente para apuntarse un nuevo título sin la necesidad de sufrir. El éxito no es algo casual ni fortuito. Cuando las cosas se hacen bien, se nota y la recompensa está ahí. Y, corre, Floren, que no llegas a cornellá.

 

Barça y Madrid, Madrid y Barça

Pues ya tenemos final de copa. No ha habido sorpresas. Barcelona y Real Madrid se las verán esta tarde en la final soñada y la más deseada por la organización. Ambos equipos llegaron al torneo en buena forma, como favoritos y no han defraudado. Power Electronics y Caja Laboral dejan la copa en semifinales tras haber realizado un gran papel, principalmente los valencianos que tuvieron contra las cuerdas al Madrid hasta el final del tercer cuarto. Pero a la hora de la verdad y coincidiendo con el mejor momento de los de Messina les pudo el miedo y la responsabilidad del menos favorito. Sergio Rodriguez y Carlos Suarez se encargaron del resto.

Menos problemas tuvo el rodillo azulgrana. Mandó en todo momento y aunque no pudo terminar de escaparse hasta mediado el tercer cuarto en todo momento dio sensación de tener el partido en su sitio.  Navarro volvió a demostrar todo el talento que tiene marcándose un partido de época, de una calidad a la altura de los mejores. Siempre estuvo perfecto en la elección de cada tiro y además siempre con acierto. Él solito machacó al Caja Laboral durante todo el partido hasta que la ventaja ya fue insalvable. A Navarro se le unió el buen hacer de la defensa de los de Pascual que maniataron a los baskonistas hasta el punto de no dejar anotar a San Emeterio hasta el último periodo.

Los dos grandes del baloncesto español se enfrentarán por tanto en una gran final preludio de esa que se jugará en abril en futbol. La rivalidad entre ambos clubes está adquiriendo un dramatismo desmesurado en los últimos tiempos. En el mundo de la canasta los últimos clásicos han tenido claro color azulgrana. Sin irnos muy lejos el pasado año en esta misma final el Regal Barça destrozó al Madrid en el primer tiempo para terminar ganando de 19 puntos. Y en este mismo curso también fue el coloso azulgrana el que se llevo las victorias en la supercopa y en la liga.

Claver y Carroll

Empezó el espectáculo de la copa del rey en el palacio de los deportes de Madrid y lo hizo con dos magníficas actuaciones individuales de Victor Claver, en la contundente victoria del Power Electronics sobre el Blancos de Rueda, y de Jayce Carroll, en la derrota de su Gran Canaria ante el Real Madrid. Claver aporto a su equipo un total de 19 puntos y 9 rebotes para 32de valoración y se confirma como una de las estrellas de esta copa, mientras que Carroll volvió a hacer gala de ser el mejor anotador de la liga con 30 puntos que no valieron ante el gran trabajo realizado por los de Messina.

Ambos equipos disputarán una interesante semifinal mañana. Los valencianos llegan “in crescendo” desde que Pesic se hizo cargo del equipo. Por otro lado los de Messina están en un gran momento, la irrupción de Mirotic en el equipo les ha dado un plus añadido a una gran plantilla. Además el Madrid busca ganar un título que se le resiste desde 1993 y es uno de los grandes objetivos de la temporada. Lo dicho, será un partido precioso entre dos muy buenos equipo que además llegan en su mejor momento de la temporada.

Para hoy tenemos un buen menú también. Dos derbis por todo lo alto para cerrar los cuartos de final de la copa del rey. En primer lugar a las siete de la tarde el derbi vasco entre el Caja Laboral, el tercero en discordia entre el grupo de favoritos y el Bizkaia Bilbao Basket. Para las nueve y media el derbi catalán entre el Barcelona y el DKV Joventut. Los de Xavi Pascual parten como claros favoritos, no solo al partido de hoy sino también para ganar el título copero. Ambos partidos cuentan con un pronostico bastante claro a priori, sin embargo, todos conocemos como es esta competición y en cualquier momento puede haber una sorpresa que lo cambie todo.

 

Preocupantes Heat

No hay que olvidar que apenas llevamos dos semanas de competición y la cosa todavía no se ha puesto seria, pero ese equipo del que tanto se ha hablado este verano, esos Miami de Lebron James, Dwayne Wade y Chris Bosh no termina de arrancar y las dudas empiezan a surgir dentro del propio equipo y en los aficionados que anoche volvieron a presenciar la cuarta derrota en nueve partidos del equipo. Además la de ayer fue la segunda de la temporada ante los Celtics de Boston y en la propia cancha de los Heat. Malas sensaciones las que empieza a dejar un equipo que aspiraba incluso a batir ese legendario record de los Bulls de Jordan de 72-10 en la Regular Season.

Los principales problemas del equipo le llegan desde el juego interior. Chris Bosh es un sensacional anotador, pero lo es desde esa media distancia (4-5 metros), sin embargo le cuesta horrores meterse en la pintura a bajar el culo y dar codazos cuando sea necesario y Joel Anthony, el que viene siendo el cinco titular, es una comparsa, un jugador para completar un quinteto donde pinta más bien poco. No tira, no rebotea, no asiste. Es limitado pero no hay otra cosa. Y, evidentemente, cuando tienes enfrente equipos como Utah (Millsap 46 puntos) o como los Celtics pues sufres mucho y normalmente acabas perdiendo.

Y es en todo este tinglado donde Spolestra tendrá que dar con la tecla adecuada y convertir a estos Heat, que tanta calidad tienen, en un equipo verdaderamente competitivo cuando llegue la hora de la verdad. A día de hoy es un equipo agradable de ver, Lebro y Wade regalan infinitas jugadas maravillosas en ataque pero sin juego interior no puedes aspirar a ganar nada serio. Tienen tiempo por delante para arreglarlo pero tienen mucho trabajo por hacer. La noticia más positiva para ellos es que han detectado el problema pronto y deben empezar a corregirlo desde ya para que empiecen a mejorar los resultados.

Indomable Gasol

Sigue el transcurso de la mejor liga del mundo de baloncesto y sigue ese español llamado Pau Gasol creciendo a pasos agigantados. Ayer, en una nueva exhibición, volvió a liderar a los suyos a su sexta victoria consecutiva en otros tantos partidos. Tras la operación de Kobe el catalán ha empezado a asumir un rol más importante dentro del equipo de Phil Jackson y a día de hoy es la principal arma ofensiva que tienen los Lakers. En una gran noche para él se fue hasta los 30 puntos, su tope esta temporada, con siete rebotes, tres asistencias y dos tapones para completar una magnífica estadística.

La aportación de Pau a los Lakers desde su llegada ha ido aumentando con el paso de los partidos. Cada segundo que pasa en la cancha su rendimiento mejora, su intimidación también y sus números así lo reflejan. A día de hoy se ha convertido en uno de los mejores interiores de toda la liga junto con “Supermán” Howard, Amare Stoudemire o el argentino Luis Scola. Pero si a la figura de Pau Gasol le añadimos a un Kobe Bryant al 70-80% que le da para sobrepasar la veintena de puntos cada día y a un equipo que con las incorporaciones de jugadores como Blake o Barnes ha mejorado su rotación no sale un equipo excepcional que todavía espera la recuperacion de Andrew Bynum para completar una plantilla digna de un nuevo anillo.

Los que no terminan de arrancar son los Heat de Miami. Ese equipo del que tanto hemos hablado este verano que protagonizó los fichajes de la temporada al incoporar a sus filas a Lebron James y Chris Bosh para unirlos a Wade y buscar así el ansiado anillo. Pero lo cierto es que, o bien todavía no están acoplados del todo, o algo está empezando a fallar porque los de Miami en seis encuentros ya han cosechado dos derrotas, una ante los Celtics el primer día y otra más inesperada ayer ante los renovados Hornets que siguen también invictos esta temporada gracias al buen hacer, una vez más, de ese  pequeño genio llamado Cris Paul, confirmado como mejor base de la liga.

Disfrutando de la NBA

Si faltaba algo por empezar ya ha empezado. La mejor liga del mundo de baloncesto ya ha vuelto a nuestras vidas y a amenizarnos las madrugados a todos aquellos que nos gusta disfrutar de este fantástico deporte. Ya hemos visto como Pau Gasol recogía su segundo anillo de campeón y debutaba con una primera importante victoria sobre los Rockets de Houston. También hempos podido ver como esos renovados Heats de Lebron, Wade y Bosh cosechaban su primera derrota a manos de los nuevos Celtics. Ahora en varios capitulos repasaremos a los grandes favoritos, las grandes estrellas y las posibilidades de los cuatro españoles. Hoy comenzaremos con los grandes favoritos a llevarse el anillo de campeonesa por el mes de junio…

– Los Ángeles Lakers: Poco podemos decir de este equipo que no sepamos ya. Los Lakers vuelven a partir como el gran favorito del oeste. Kobe Bryant y Pau Gasol volverán a ser los dos grandes referentes del equipo californiano y ayudados de los Bynum, Artest, Shannon Browmn y las nuevas incorporaciones como Matt Barnes y Steve Blake dan la sensación de ser un equipo todavía más competitivo que el pasado curso. Habrá que ermanecer atento especialmente a como evoluciona la lesion de Kobe y la recuperación de Bynum. Gasol seguro que está ahí, el nuestro nunca falla.

Miami Heat: El equipo de moda será este año Miami sin ninguna duda. Los Heat han ido a por todas con las incorporaciones de Lebron y Chris Bosh que junto a Wade forman el mejor triángulo ofensivo del campeonato. La gran duda será como su entrenador Erik Spoelstra será capaz de gestionar un vestuario de esa magnitud donde cada derrota será un duro golpe para la franquicia en un año que todo lo que no sea ganar el anillo será considerado un fracaso.

Boston Celtics: Los verdes volverán a la carga a por un nuevo anillo de la mano de su big three habitual con Pierce, Garnett y Ray Allen además de las importantes incorpraciones de Jermaine O’Neal y Shaquille O’neal para reforzar el juego interior. Además dos importantes jugadores como Nate Robinsony sobretodo el base titular del equipo Rajon Rondo.

Orlando Magic: El equipo de Dwight Howard volverá a la carga nuevamente con el unico objetivo de ganar. Los Magic ya han jugado una final de la lga y otra de conferencia en los dos últimos años y el paso siguiente es conseguir el título. Tal vez su gran problema puede residir en una escasa plantilla aunque con un cinco titular de muchas garantías con Jameer Nelson, Vince carter, Richardson, Rashard Lewis y Dwigth Howard. Staf Van Gundy tiene la importante misión de intentar llevar a Orlando a lo más alto de la liga.

Oklahoma City Thunder: Está lejos del cuarteto de cabeza en teoría pero la progresión de Kevin Durant puede marcar el futuro del equipo. Él y Russell Westbrook tienen en su mano el destino de este nuevo equipo que tiene una buena oportunidad de llegar lejos este año. Sólo los Lakers dan la sensación de ser un equipo claramente superior a ellos. Aunque no podemos olvidar equipos como Dallas, Utah, Phoenix…que seguro que no darán a torcer su brazo en la conferencia oeste.

A la deriva

Inauguraba ayer la Euroliga 2010/11 el Real Madrid jugando en el Pireo ante uno de los grandes favoritos como el Olympiakos y se volvió escaldado de Grecia, una vez más y ya van unas cuántas. No levanta el vuelo el equipo de Messina que da la sensación que sigue pagando el precio de la abultada derrota ante el Barça en Vitoria en la disputa de la Supercopa. Me da la sensación que a los chicos de la canasta les pasa un poco como a los del futbol, que hasta que no ganen un par de partidos grandes no se van a ver con posibilidades reales de pelear por algo y así es muy complicado competir ante un rival tan duro y tan bueno como Olympiakos.

Los griegos recurrieron a sus “buenos”, es decir, Spanoulis, Teodosic y Bourussis y con eso les valió para arrollar a un Madrid en el que unicamente Llull y Suarez estuvieron a la altura. Empezaron bien los blancos, controlando el encuentro y llegando a ir ocho arriba a mediados del segundo cuarto…pero poco a poco la ventaja se fue difuminando y los griegos fueron creciendo de la mano de un Spanoulis que reventó el encuentro entre el final del tercer periodo y comienzo del último. Al final partido cómodo de Olympiakos y el Real otra vez queda tocado.

La solución del equipo pasa por las manos de Tomic, Rodríguez y Tucker. El primero debe consolidar lo que apuntaba el pasado curso, cosa que ayer no hizo, desapareciendo del encuentro en muchos momentos y sin acierto buscando el aro. Tucker es un gran tirador, pero demasiado irregular, y eso te vale en un Joventut o en un Cajasol, aquí no. Aquí o las metes siempre o no sirves. Y luego tenemos el caso de Sergio Rodríguez, que ayer se marcó un -10  de valoración. Así no se va a ninguna parte, la comparación con Teodosic resultó hasta rídicula. Lo dicho, o mucho cambian las cosas, o el año será duro para los blancos.

Kevin Durant se llevó el oro

Para la historia será el enésimo oro en un campeonato del mundo de baloncesto para Estados Unidos pero en la práctica el título debería ir a parar a una única vitrina, la de Kevin Durant. Lo que ha logrado el líder del equipo norteamericano no tiene precedentes en una competición así. Ha sido un pacer verlo jugar minuto tras minuto y segundo tras segundo, una exhibición detrás de otra, desde el primer partido al último. Durant nos deja con más de 30 puntos de media por encuentro y con la sensación de haber visto al mejor jugador de baloncesto en la historia de un Mundial. Y ayer nos volvió a dejar la última exhibición, ganando el partido él solito en muchos momentos. Asi que sí, un día podré contar a mis nietos que “yo vi jugar a Kevin Durant en el Mundial 2010”.

El campeonato nos deja una sensación extraña, una sensación de que Estados Unidos se ha dado un paseo cuando no debía haber sido así. Es cierto que eran los mejores, los más fuertes fisicamente y los más preparados pero aun así España demostró en los encuentros previos que estábamos a esa misma altura y luego en la competición no se ha reflejado así. Los americanos han evitado a Serbia, España y Argentina, que eran tres de los huesos más duros de este Mundial para acabar ganando superando con excesiva comodidad a Rusia, Lituania y una Turquia que salió a la final con los deberes hechos y disfrutando la plata.

Para nuestra selección el Mundial nos deja llenos de dudas y con una cosa muy clara, que Pau Gasol es un jugador vital. Sin Pau somos un gran equipo, un equipo para estar mucho más arriba de lo que hemos estado, pero ese salto de calidad que te da Gasol no te lo da nadie. Estamos hablando de uno de los mejores jugadores europeos de todos los tiempos. Del resto de cosas nos va a dejar el anunciado adiós de Scariolo y un mar de dudas, de nuevos jugadores que tendrán que dar un paso al frente y de unos antiguos que tendrán que volver a demostrar su valía como Navarro, Rudy, Marc o Ricky. Al año que viene nueva prueba de fuego en el europeo.

« Older entries