La nueva rivalidad del deporte

article-0-1A20D8B2000005DC-383_634x441“Será un rival temible muy pronto” comentaba Rafa Nadal en el año 2008 cuando en la cuarta ronda de Roland Garros el tenista balear acababa de superar a un imberbe, por aquel entonces, Novak Djokovic. El serbio, que había escalado en la clasificación como la espuma en las últimas fechas, no fue capaz de aguantar los pelotazos que desde el fondo de la pista ejecutaba el emperador de París. Caprichos del destino, con Federer en fuerte descenso, Nole, como así le llama su entorno, es en junio de 2013 el mejor tenista del mundo, y el gran rival del siete veces campeón del segundo Grand Slam de la temporada.

Martillear el revés de Federer, aprovechando el hecho de ser zurdo, fue la táctica que convirtió en héroe al joven Nadal por allá por el 2005, tan lejano, y a la vez tan cercano. El mundo del tenis asumía con naturalidad que el de Basilea era el mejor tenista de todos los tiempos, por talento, por títulos, por la elegancia al llevar una raqueta, sin embargo, Rafa Nadal, había logrado desnudar a Federer, tenía el antídoto. Aquella final en París en el año 2008 fue como un choque de manos, entregando el testigo (6-1, 6-3 y 6-0).

Con el recuerdo de ardúas batallas entre ambos tenistas se iba forjando, a la sombra de los dos grandes un David temible. Belgrado había criado una bestia, con un potencial desorbitado, al que la madurez tenística no terminaba de llegar. Pero la puerta fue derribada en 2011. El ogro había crecido y se había convertido en un monstruo de siete cabezas. “El golpea a la pelota cuando todavía está subiendo, apenas puedo hacerle daño”. Ese es el sentir de Nadal cuando se enfrente a su nuevo rival, mientras la táctica podía bastar ante Federer, con Djokovic es otra cosa.

El 2011, la gran temporada de ‘Nole’, fue el año en el que el niño destrozó a los maestros. Hasta en seis grandes finales se vieron ambos tenistas, todas ellas de renombre, y en las seis ocasiones fue el serbio el que terminó alzando los brazos al cielo. El liftado de Nadal, tan letal ante los mortales, era contrarrestado por Djokovic con cierta suficiencia, pasando de defenderse a atacar en un segundo. Especialmente crueles fueron los triunfos del nuevo rey del tenis sobre Nadal en las finales de Wimbledon y US Open, consolidando el cetro mundial del serbio y dejando a Nadal en aspirante, de nuevo.

French Open tennis tournament at Roland GarrosDesde entonces, Novak Djokovic es un martirio para Rafa Nadal, aunque es verdad, que esa diferencia ya no se ha vuelto a ver, y que en 2012 fue Rafa el que trituró a su rival en la final de Roland Garros, donde sumó su séptimo título en la capital de Francia. Sin embargo, el último precedente entre ambos ha vuelto a sembrar las dudas en la esbelta figura del balear. Fue en la reciente final de MonteCarlo, territorio fetiche de Nadal hasta este 2013. La que podía haber sido la novena vez que el español izara su bandera se convirtió en una tarde de entierro para el de Manacor, puesto que Novak Djokovic volvió a desmontar su castillo de naipes.

Y así nos plantamos en siete de junio de 213, fecha en la que una de las grandes rivalidades del deporte actual sumará un nuevo capítulo al libro. Número uno del mundo consolidado de un lado, y el mejor tenista de 2013, con ocho finales en ocho torneos disputados son el bagaje que presentarán mañana ambos tenistas sobre una Phillippe Chatrier que espera con ansia el gran partido del tenis mundial. Preparen el sofá, las palomitas o lo que gusten para su disfrute. El espectáculo va a la cuenta de Nadal y Djokovic.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: