El entierro del Barça

1366743068_127285_1366748565_album_normalSe produjo en Munich, pero pudo haber ocurrido en Milan, o incluso en París. Lo cierto es que la debacle azulgrana en la noche de ayer no pilló por sorpresa a nadie, ni siquiera la propia plantilla del equipo. Los errores cometidos en el curso pasaron factura ante un Bayern poderoso y prodigioso que mostró a toda Europa que aspira a ser el nuevo tirano del fútbol mundial. La noche recordó a aquella en la que el Milan destruyó al Dream Team en la final de Atenas, sin embargo, este equipo, hecho cenizas, sale de la temporada con una gran liga conquistada, que debe servir para forjar los cimientos del nuevo proyecto.

Porque al fin y al cabo, este Barça sigue teniendo a Busquets, a Piqué, imperial en la noche de ayer, a Jordi Alba, retratado en demasiadas facetas anoche en el Allianz, pero con un potencial asombroso, a Iniesta, y especialmente a Leo Messi. El argentino, emblema del equipo, jugo lesionado. Si, lesionado. Jugó porque era el único plan que los de Tito tenían para poder hacer daño al Bayern. Pero no hubo forma. Los bávaros fueron mejores en todo. La exhibición fue colosal, de las que hacen época y pasan a la historia.

Es demasiado pronto para aventurarnos sobre si hay fin de ciclo o no. El Barça ha sido descubierto, de hecho, da la sensación que ya lo fue en la temporada pasada, pero su grandeza reside esencialmente en eso. Habiendo sido descubiertos se han aupado con una Copa del Rey y una liga, además de dos semifinales de Liga de Campeones. Es el legado de un equipo inmortal, que tiene por delante un verano complicado en cuánto a toma de decisiones. Casos como Xavi Hernández, Carles Puyol, Alexis Sánchez, David Villa o Dani Alvés merecen un estudio profundo, que no toca en el día de hoy.

Si la afición del Fútbol Club Barcelona es sabia y honesta con estos futbolistas el próximo miércoles debería llenar a rebentar el Camp Nou y ovacionar durante los 90 minutos a unos futbolistas que han impedido que la sonrisa abandone el estadio durante más de cinco temporadas consecutivas. No sé si se ha visto al mejor equipo de la historia, pero sin duda, sí se ha visto a uno de los mejores. Volverá, o tal vez no, pero el recuerdo siempre quedará entre nosotros.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: