La eternidad pasa por Wembley

Hace algo menos de 20 años un holandes apellidado Koeman comenzaba a dibujar el idilio del Barça con la Champions League. Aquella noche Wembley se tiño de azulgrana tras el cañonazo de Ronald. El Barça conquistaba su primera copa de Europa tras una dramática prorroga. Hoy, 20 años más tarde, los cules buscan la cuarta. El mismo modelo futbolístico, el mismo estilo, la misma filosofía….la envidia del mundo del futbol a día de hoy.Por el camino nos hemos dejado dos títulos, uno ante el Arsenal y el otro hace apenas dos años ante el mismo rival de esta noche, el Manchester United. Españoles e ingleses son los dos grandes dominadores del fútbol continental en la última década y hoy vuelven a medir sus fuerzas en el mejor partido del año, ese partido que todos los equipos sueñan con jugar cada mes de septiembre.

El partido se presume como una batalla táctica entre ambas propuestas. El Barcelona tendrá el balón, buscara el triángulo Xavi, Iniesta y Messi para romper las líneas británicas con Pedro y Villa cayendo a bandas y fijando a los laterales para que los tres trileros del medio tengan más huecos. Fergusson, por su parte, tendrá que cambiar su propuesta. Sabiendo que el balón es propiedad azulgrana seguramente optará por llenar de trampas el centro del campo, buscar la recuperación de la pelota y correr con Nani y Valencia. Esto puede dejar a Chicharito en el banquillo optando por Rooney como única referencia ofensiva. También será vital las figuras de ambos porteros. Valdés y Van Der Sar vienen demostrando toda la temporada la calidad que tienen y lo importante que son para sus equipos, pero hoy, sus intervenciones (positivas o negativas) volverán a ser clave para las opciones de los suyos.

En definitiva, se presenta una guerra sin cuartel, una batalla legendaria en cada zona del campo, donde el rey Messi tiene que jugar el papel determinante para que el Barcelona marque las diferencias. No se mordió la lengua Puyol ayer,  “Esperemos que sea el día de Messi”. Todos lo tienen claro, los aficionados y los propios jugadores, si en algunas manos hay que dejar la vida que sea en las de Leo. De sus botas debe nacer el juego ofensivo del Barça que lleve al capitán Puyol a levantar al cielo de Londres la cuarta copa de Europa, y así cerrar el círculo que abrió el Dream Team hace 20 años en este mismo estadio. Si esta noche el mundo del futbol si tiñe de color azulgrana el Barça de Guardiola entrará directamente en la eternidad, con la sensación de ser el mejor equipo de todos los tiempos y de estar escribiendo una de las páginas más gloriosas del futbol mundial. Que se enciendan los focos, que suene el himno de la champions, que reine el silencio y que hable el balón. Fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: