Dos reyes. Un campeón

La imagén tras noventa minutos de futbol de ambos equipos agrupados haciendo una piña refleja perfectamente lo que son, dos equipos, dos equipazos. Los dos mejores del mundo, cada uno con su estilo. El partido que ambos firman ayer solo lo pueden jugar Barcelona y Real Madrid. La entrega, la pasión y el futbol que se vio anoche en Mestalla es algo extraordinario y que será difícil de olvidar para todos. Ganó el Madrid como podría haberlo hecho el Barça. Ronaldo se eleva por fin a los cielos ante el equipo blaugrana y Casillas levantó la copa que le faltaba a su colección dejando dos paradas para la historia nuevamente. Y Mourinho vuelve a encumbrarse como un técnico ganador. Se jugó a lo que el quiso la mayor parte del partido y acabó triunfando. Pero la guerra sigue…no hay respiro.

El partido se resume de una manera bastante clara. Una parte para cada uno. En los primeros cuarenta y cinco el Madrid corrió mucho y muy bien, robó rápido y llevo siempre peligro ante Pinto, que cumplió con nota. El Barça estuvo ahogado, sin ideas y con posesión intrascendente en campo propio. Tuvo el gol Pepe tras un magistral cabezazo pero no obtuvo la gloria, que estaba reservada para Ronaldo. Tras el descanso el Barça ya fue el Barça. Messi, Xavi e Iniesta fueron un torrente continuo de fútbol, especialmente el argentino, que creó peligro siempre que agarró la pelota pero no pudo terminar de derribar el muro blanco. Cuando lo hicieron apareció el Santo, el de siempre, Don Iker Casillas Fernández para evitar la gloria azulgrana. El partido moría con el Barça apretando. La prorroga era el destino.

Y el destino le tenía el mejor regalo del mundo preparado a Cristiano Ronaldo. El cabezazo soñado, el remate que alentó medio país y sufrió el otro medio. Un gol que vale una copa y que ponía fina a la hegemonía azulgrana en el fútbol español. Ahí se murió el encuentro. Practicamente no hubo tiempo para nada más. El Madrid dejó correr los minutos y el Barça ya no tuvo márgen para reaccionar. Estalló de júbilo el madridismo y lo celebro en Cibeles. Pero el fútbol no te da respiro y el próximo martes estos dos colosos del fútbol mundial medirán fuerzas en la competición por excelencia con el cetro del futbol mundial en juego. Liga para unos, copa para otros, que la Champions proclame al rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: