Con la épica por bandera

“Impossible is nothing” era uno de los lemas publicitarios de Adidas hace no mucho tiempo. Yo habría hecho el anuncio con futbolistas del Real Madrid de los últimos tiempos. Habría llamado a Capello, a Raúl, a Higuain, a Schuster, a Cristiano…nadie mejor que ellos para una campaña así. Es un equipo con diez vidas cada temporada, con un orgullo único en el mundo y que contra más mal dadas vienen, mejor. El pinchazo del Barça en Gijón colocó una media sonrisa en el rostro del madridismo. Para dibujarla entera había que ganar en la dificil plaza de Cornellá. Y el Madrid lo hizo de la mejor manera del mundo, superando adversidades y tirando de casta. Una victoria que hace equipo y que hará aumentar el autoestima del equipo un mil por cien.

Y eso que antes de que se cumpliera el segundo minuto de juego Casillas veía la targeta roja por un claro derribo sobre Callejón cuando éste ya enfilaba el arco merengue. Salió Adán, detuvo la falta y el partido se resquebrajó. El Español partió su equipo, quiso dominar el encuentro y ahogar al Madrid. Pero cometió el terrible pecado de dejar descubierta su zaga. Cada ataque españolista acaba en contraataque de los de Mourinho. Sería en un despeje erróneo cuando aprovechó el Madrid para hincar el diente. El balón le cayó a Cristiano, cedió a Marcelo que se clavó como un puñal en el área y fusiló el palo de Kameni para anotar el gol, que a la postre seria definitivo.

Tras el 0-1 el partido no cambió. Mate Lahoz, con su particular criterio inglés permitió un juego rápido, agil y tal vez excesivamente duro. Las ocasiones se sucedieron en ambas porterías. El Español no supo leer nunca el partido y en ningún momento aprovechó su superioridad numérica. Apenas inquietó al joven portero madridista. En los de Mourinho sobresalían Pepe, excelente ayer en cada acción, Marcelo, incansable en ataque y en defensa y Ronaldo, haciendo gala de su fisico, su velocidad y su potencia. Él solito se bastó para llevar el “uy” a la grada cada vez que agarraba el balón. Partidazo blanco que lo engancha a la liga nuevamente y decepcionante español que mermado por la lesión de Osvaldo y las bajas invernales da la sensación de apagarse lentamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: