Lo mejor del año: El mundo se rinde a la Roja

El 2010 siempre será recordado por el Mundial de Sudáfrica, la copa del Mundo donde España estrenó su palmarés con un futbol ejemplar, de altísima calidad y donde el colectivo siempre se mantuvo por encima de las individualidades. Cuando recordamos a los grandes campeones del mundo nos vienen a la mente Pele, Maradona, Zidane…De España será recordado Iniesta con total seguridad por ese gol que nos daba la corona, sin embargo profundizando en el tema nos damos cuenta que nuestro mundial fue diferente a los canones habituales. En nuestro juego no destacó ninguno sobre el resto. Casillas fue pieza clave en los cuartos ante Paraguay y en la final en aquellas dos acciones ante Robben, Villa fue decisivo en la primera fase y ante Portugal y Paraguay anotando los goles que nos daban vida. Puyol empotró a Alemania, Iniesta nos dio la gloria, Busquets el equilibrio, Xavi el estilo y todos juntos nos hicieron felices en aquel inolvidable once de junio.

Nada  como el futbol puede aliviar las penas de todo un país. España entera se volcó con los nuestros desde el primer día, conocedores de que era una oportunidad única para nuestro país. Durante cada partido que jugaba la Roja España entera se paralizaba, se olvidaba todo y sólo se tenía en la mente una cosa, un sueño: ser campeones del mundo. Y eso que la historia no empezó bien. Suiza nos daba un tortazo totalmente inesperado en la cara a las primeras de cambio. Pero nos ibamos a reponer, y de que forma. Primero ante Honduras con dos buenos tantos del guaje y posteriormente ante Chile en un partido complicado con dos golazos de Villa e Iniesta que nos daban el primer puesto del grupo. El mundial empezaba de verdad y España estaba ahí. El sueño seguía vivo.

Portugal era el rival de octavos. Cristiano era una pesadilla para los nuestros. Pero no lo vimos, España lo anuló y el gol terminó llegando. Con el partido encorsetado salió Llorente, fijó a los centrales, les pasó por encima y en una de tantas se asociaron Iniesta, Xavi y Villa para que el cuero acabara en la red. Un paso más y un paso menos quedaba.  Con la llegada de los cuartos se despertaron antiguos fantasmas. Paraguay planteó un partido tácticamente perfecto y gozó de su gran oportunidad de penalty. Pero es en estos momentos cuando uno tiende a gritar “Viva la madre que te parió Iker”. Se sacó otro de sus milagros que luego terminaría reafirmando el guaje en otra gran acción de Iniesta. El bloqueo estaba olvidado, solo quedaban dos pasos para la gloria. Alemania era temible, un equipo joven, con ilusión y con mucho talento. Pero la roja fue siempre la roja y completó su mejor partido del campeonato remachado por Carles Puyol con un cabezazo con destino leyenda, con un testarazo inapelable, inigualable y que tumbaba a Alemania entera. Sólo Holanda nos separaba de la gloria. Y no iba a ser suficiente.

El país vivió en una burbuja los días anteriores a la gran final, España entera llenó sus balcones, terrazas y coches de banderas, de bufandas…En cada bar, en cada taberna, en cada casa se hablaba de fútbol, de Puyol, de Villa, del mal momento de Torres, del partidazo de Pedro, de los milagros de Iker…La ilusión se apoderó de todos nosotros mientras que 23 chicos, 23 futbolistas permanecían tranquilos en su hotel listos para hacernos felices durante unos días. La final fue una guerra sin cuartel, Holanda se dedicó a pegar. Hizo poco más hasta que Sneijder filtró un balón de oro a Robben, que se plantó delante de Iker. Se nos paró el corazón, no podía ser. Y, de nuevo ” IKEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER”. Volvía a salvarnos, seguiamos con vida. Pasaron los noventa minutos, pasaba la prorroga y los penalties se acercaban. Y entonces apareció Iniesta, recibió de Cesc, miró a Stekelenburg, sintió la ilusión de todo un país en su bota, cargó la pierna, disparó y marcó el gol de todas nuestras vidas, marcó el gol que marcamos todos. Acababa de cambiar la historia, España era campeona del mundo y la ilusión dio paso al llanto, el llanto a la sonrisa y en  esa sonrisa seguimos viviendo cada vez que recordamos aquel instante eterno. Y hoy, medio año después, sólo podemos decir GRACIAS.

Anuncios

1 comentario

  1. villaverde93 said,

    diciembre 29, 2010 a 2:35 pm

    Insuperable año de este país.

    Saludos desde
    Fútbol De Etiqueta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: