Informe Robinson: una obra de arte.

Es verdad que en estos días de celebraciones navideñas donde todos nos reunimos,  comemos, bebemos y lo pasamos bien es más fácil herirnos la sensibilidad. Pero lo cierto es que el Informe Robinson de ayer fue poco menos que una obra de arte. Es una demostración de cómo en estos tiempos de abundante telebasura se puede hacer una televisión y un periodismo de alta calidad. Desde estas líneas y antes de entrar a comentar lo que fue el programa en sí me gustaria felicitar enormemente a Michael Robinson y a todo el grupo humano que han llevado a cabo ese maravilloso documental “El año en que fuimos campeones del mundo”. Ayer toda España que lo vio volvió a emocionarse con nuestros campeones. GRACIAS.

El programa volvió a dejarme la misma sensación que tenía unos meses atrás y es que haber disfrutado de esta éxito de nuestro deporte es una bendición que por suerte he podido vivir y disfrutar en plenitud. Es algo muy grande, gigantesco, para un país en el que estabámos acostumbrados a envidiar a los otros por levantar al cielo esa preciosa copa que te acredita como campeón del mundo. Este año no era así, este año era Iker el que elevaba a los altares del fútbol el más preciado de los trofeos. Robinson nos muestra a los futbolistas, a las personas que hicieron posible aquello. Nos enseña como un grupo de amigos cubrían etapas hasta llegar a cumplir con el sueño de todo un país.

El programa tiene momentos brillantes. El sufrimiento de Iniesta, el verse fuera del mundial, el ver como las lesiones parecían estar acabando con uno de nuestros mejores hombres y cómo el destino le tenía guardado el mejor regalo posible. El describe el momento como un silencio eterno, “sólo estabámos el balón y yo, y sabía que iba dentro”. El momento de Reina diciendole a Iker donde iba a tirarle el penalty Cardozo y el psoterior agradecimiento de Iker, como su mano a mano ante Robben. Mientas  España entera tiritaba de miedo ahí estuvo nuestro Iker, nuestro Santo, para devolvernos a la vida real. El grupo humano que forman estos chicos es la envidia del mundo entero, son unos profesionales ejemplares y a la vez unas personas envidiables que han hecho posible algo que sólo acariciabamos en los sueños. Y para terminar, Andres Iniesta nos regala una última perla “Sentirse feliz con uno mismo es algo mejor que cualquier victoria” y “yo soy lo que veis, lo que me han enseñado mis padres”. Pues eres y serás el más grande, eres y serás eterno. Gracias, gracias y otra vez gracias.

http://www.youtube.com/watch?v=ZCAdw2t2Sss (parte 1)

http://www.youtube.com/watch?v=pHXOkzTSjY8&feature=related (parte 2)

http://www.youtube.com/watch?v=8XAuuZgSNIg&feature=related (parte 3)

http://www.youtube.com/watch?v=S7JOCFcSMaw&feature=related (parte 6)

Estos son algunos de los momentos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: