Pues hoy debe ser el gran día de esta edición del Tour de Francia. La carrera se viste de gala para recibir en su aniversario número cien al imponente Tourmalet como plato final. Contador dispone de ocho segundos sobre un Andy Schleck que ha prometido mucha guerra, ha hecho un gran Tour y hoy querrá poner a Alberto en un aprieto y desprenderse de su presencia en las duras rampas del coloso pirenaico por excelencia. El mal tiempo puede ser uno de sus aliados. Las cartas ya están sobre la mesa, ahora solo queda jugarlas.

Hoy se pondrá fin a cuatro días pirenaicos de gran emoción, donde vimos a Contador y Schleck jugar en las rampas de Ax trois domaines, donde vimos el gran momento de la carrera cuando se le saltó la cadena a Andy Schleck y terminó cediendo en liderato en el descenso del port de Bales y vimos como se desaprovechaba una tremenda etapa con cuatro de las subidas más históricas de esta carrera. Pero hoy nos queda la guinda del pastel, la ascensión final al Tourmalet con meta en la misma cima por segunda vez en la historia.

Anuncios