En un duelo a muerte tiene pinta de convertirse este año el Tour. La fortaleza mostrada por Andy Schleck en los Alpes unida a la ya sabida condición de Alberto Contador ha pues la carrera patas arriba a la mínima que se la carretera se ha inclinado. Una buena prueba de ello la tuvimos ayer cuando Astaná decidió endurecer el ascenso a la Madeleine y en breves los dos se quedaron solitos, sin saber muy bien que hacer en algún instante. El pequeño de los Schleck lo probó desde lejos pero Alberto respondió bien, asi que ambos decidieron colaborar y tirar hacia delante matando al líder Evans, apajarado y al resto de favoritos como Menchov, Basso o Samuel Sanchez que fue el tercero en discordia de los de la general.

La carrera estuvo muy movida siempre delante con cuatro protagonistas, Cunego, Luis León Sánchez, Taaramae y Chartreau, que se entendían perfectamente y que coronaron en cabeza con unos dos minutos sobre los dos grandes capos de la carrera. Abajo en meta triunfó Casar, el más rápido del grupo por delante de Luisle y Cunego que eran los dos favoritos pero que no pudieron con un gran Sandy Casar. Por detrás Samu no pudo cazar a Andy y Contador pero se coloca tercero de la clasificación general, algo que ni siquiera el esperaba. Tambíen Luisle se cuela en el top ten esperando ya la llegada de los Pirineos. Nos vamos a divertir seguro.

Anuncios