Nos toca

No estamos soñando, para nada. Estamos en la final de la copa del mundo de futbol. El último lugar que nos falta por escalar en el mundo del deporte lo estamos acariciando con la yema de los dedos, tan solo falta un peldaño, uno nada más, duro, pero uno solo. Y lo vamos a subir, estaremos en la cima el próximo domingo saludando a todo el mundo del futbol, con la bandera izada en la cumbre, en la cima del mundo. Este equipo, esta generación de futbolistas se lo merecen como nadie, y lo van a conseguir. El próximo domingo la cita no es con el futbol, es con la historia, con nuestra historia.

Lo de anoche fue un homenaje a este deporte, una exhibición en toda regla. Vimos por primera vez en este Mundial a nuestra selección, a la España que todos conocemos, la del tiqui taca, la del juego rápido, preciso, intenso, y a la vez vimos a la España de la Furia encarnada en un Puyol estelar, colosal, que se elevó a los cielos para mandar un balón a la red, un balón con destino leyenda que atravesó a Neuer para otorgar el billete más esperado por el futbol español. Por fin, tras una historia nefasta en los mundiales, España está en la gran final, en la final de las finales. Gracias.

Sorprendió Del Bosque sacando a Pedro de salida, y acertó. Se marcó un partidazo estelar, maravilloso, jugado con inteligencia, moviendose por todos los sitios, dejandose caer en banda cuando era necesario, asociandose con Xavi e Iniesta en ocasiones y buscando el balón al espacio para propiciar los desmarques del “guaje”. Lo ensució al final cuando no le cedió la sentencia a Torres, pero está perdonado. El canario solo estuvo eclipsado por la labor de la pareja Alonso – Busquets, excelsos durante la mayor parte del campeonato y consagrados ayer. Cada vez que Alemania intentó salir allí estaban ellos para apagar los fuegos, Busquets fue mas recuperador y Alonso más distribuidor pero el partido de ambos fue de clinic.

Ahora solo queda soñar y volver a soñar. Hay tres días para celebrar, porque lo que se ha conseguido no es cualquier cosa pero hay que ser cautos, queda el mejor partido, el más difícil, el que nunca se olvida. El futbol vive de estos partidos, de estos momentos. Una final de una Copa del Mundo trasciende hasta límites insospechados y el domingo ahí estaremos todos juntos, unidos por una causa, los jugadores en el campo y nosotros en nuestras casas. Cuelguen banderas en el balcón, luzcan llaveros de la selección, lleven el We are the Champions en el coche…celebren y prepárense para lo bueno. Hemos acariciado la gloria, ahora solo falta tocarla.

Anuncios

1 comentario

  1. sandrita said,

    julio 9, 2010 a 6:37 pm

    respet oa torres poeque es un buen jugador…pero pedrito tambien merece su lugar,jejejje.esta vez ganamos seguro…y odesde e lprincipio l osupe..en ningun momento he dudado de nuestra seleccion…son los mejores!!!ahora keda aplastar a estos tulipancitos…jajajaja.SEREMOS CAMPEONES!!!AYA LO VEREIS!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: