Pues ya solo nos queda por ver a Brasil. Nuestro favoritismo aumenta por momentos, con cada rival que vemos somos más favoritos, Alemania al margen. Hoy estabamos ante ese gran partido de esta primera jornada entre Portugal y Costa de Marfil, decepcionante, y van…Está siendo un mundial excesivamente defensivo. Hoy estabamos ante el partido del que puede salir nuestro rival y yo me veo cerca de los cuartos. Portugal es Cristiano Ronaldo y diez más. Estilo el Madrid este año, pero con la diferencia que los otros diez son bastante más flojos que los de la capital de España, y Costa de Marfil es un buen equipo, ordenado, fisicamente poderoso pero con escasa capacidad técnica.

Hoy los dos equipos han estado más preocupados de defender que de atacar, con la sensación de que un tropiezo los dejaba fuera de Sudafrica. Vamos, que han firmado un “lo que sea contra Brasil y golear a Corea”. Veremos como les sale. Ni siquiera Ronaldo ha podido brillar, solo en el arranque del partido, en una genialidad suya saco un buen regate y un portentoso disparo que acabo en el poste. El se lo cocinó y el se lo comió, sin suerte. A partir de ese momento minutos y más minutos de nada, de imprecisiones, de cierto dominio marfileño sin pegada, sin ocasiones claras.

Apareció Drogba cerca del 70 y calentó al público africano, pero paso desapercibido hasta el último momento donde los marfileños trazaron su mejor jugada y Didier estuvo a punto de marcar ante la salida de Eduardo pero no conectó limpio el remate. Así murió el partido y ambas selecciones las subimos al carro de las que siembran más dudas de las que despejan. La suerte que tenemos es que La Roja, la nuestra debuta en menos de 24 horas y ahí si empieza el verdadero mundial para nosotros. Mientras tanto esta noche nos divertiremos con Brasil, por si a veces nos toca vernoslas en los octavos. Tic tac, tic tac

Anuncios