La suerte del mejor

Saludaba efusivamente Fernando Alonso nada más acabar el Gran Premio de Barcelona. Se sabía vencedor moral. La suerte había estado con él y levantaba los brazos al cielo, agradeciendo el empuje de su afición y celebrando un segundo puesto con sabor a victoria. Resulta curioso como la formula uno levanta pasiones. La carrera volvió a ser anodina, rutinaria, sin más peleas que las de los boxes y sin apenas variaciones con respecto a la clasificación del sábado.

Arrancó Alonso cuarto y estuvo ahí siempre. Su coche no daba más de si, probablemente daba de menos, pero él ahi estuvo. Presionó a Vettel cuando pudo y lo terminó pasando por el desgaste en los frenos del alemán. El podio era oro para Fernando pero a Hamilton se le partía el neumatico en la penultima vuelta y Alonso iba a terminar solo detrás de Webber. Una carrera inmaculada, ni un error, y saboreando el podio.

Resulta curioso que los dos Red Bull con un coche que está dos o tres pasos por encima del resto solo puedan ser tercero y cuarto del Mundial. Alonso acumula un abandono, varias roturas de motor, un drive thru tras salida falsa…es segundo del mundial y el líder no asusta. No asusta de momento. Sin hacer alardes Fernando está a tres puntos de volver a mandar. Button tiembla, Red Bull mira con incredulidad lo que está ocurriendo, y Fernando sonrie, sonrie y vuelve a sonreir. Y el domingo Monaco. Ahi es nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: